ZOUK MAGAZINE (Versión en Español) NÚMERO 6 - Page 8

N o es Alberto García Moyano el personaje que crees entrever por su presencia en la internet de las cosas del comer. Si no te han contado sobre su vida, su obra y sus milagros previamente, es difícil creer que hablemos de la misma persona a la que sigues en diversas redes sociales y que es citado en incontables medios cuando se habla de bares de Barcelona. Bares, tabernas, tascas, garitos, antros, como queráis. Los domina (casi) todos y es sin duda el gurú mediático a seguir del momento si os interesan estos locales de bien. Alberto García Moyano no es un profesional de la restauración ni se dedica profesionalmente a su blog Enocasionesveobares. com. Antaño exjugador de waterpolo de cierto éxito y ante todo y actualmente un reputado abogado especialista en Derecho Procesal y Concursal en estos malos tiempos para la lírica y para casi todo. “La gente “PACO NOS LLEVABA UN POCO A ESCONDIDAS A GARITOS DONDE PONERNOS FINOS A COMER TRAS EL PARTIDO” no hace tanto nos identificaba con aquel que venía a echarlos a la calle, pero por suerte esa imagen ya ha ido cambiando estos años. Desgraciadamente ha sido por la costumbre a estos temas, que no son agradables”. Una difícil tarea a la que hay que echarle muchas horas. “En las empresas en concursos de acreedores los trabajadores te explican historias que no creerías sobre algunos de sus responsables”. No está nada mal ser el gurú de las tascas de la capital catalana pero después tienes en tu vida real estas responsabilidades. Y hay que vestir traje. No en vano algunas personas ya lo conocen como el Bruce Wayne de los bares. De día un abogado serio, ultraimplicado y trajeado mientras que al salir del trabajo se convierte en una suerte de Batman en camiseta con logo de su web. Pero no es un superhéroe ni lo pretende. Alberto García Moyano lucha desde hace años por la pervivencia de un modelo de ciudad muy determinado que va ligado a la preservación de la cultura de los barrios, de los lugares comunes, de la historia y del patrimonio gastronómico. Y ahí se centra su activismo, en esos bares de toda la vida, de la gente de siempre. “Los bares son las redes sociales de la gente que no tiene redes sociales, tal vez ni incluso un teléfono móvil. Aquí la gente se encuentra, habla, saben que allí estará aquel o aquella. ¿Dónde sino?”. El tejido social, las relaciones personales, el modus vivendi de generaciones previas a nosotros y que debería serlo de generaciones posteriores. l d B P f y t n l p A l