ZOUK MAGAZINE (Versión en Español) NÚMERO 6 - Page 65

65 consciente de que la gente va a su restaurante a propósito), apostar, adelantarse y crear un estilo propio y reconocible. Cuando se habla de cocina, a menudo se habla de estilos. La vanguardia no es un estilo. Es mucho más. O mucho menos. Hasta puede ser que, tal y como opina Philippe Regol, la vanguardia pura no exista y que quizás ni elBulli lo fuera. La vanguardia es una actitud de enfrentarse al hecho de cocinar. Una actitud valiente, atrevida y, ciertamente, no siempre comprendida. Requiere inteligencia y sensibilidad por parte de quien la ejecu- ta y por parte de quien la consume. A mi me gusta añadir que, además, tiene que tener un relato, pero en todo caso sobre ese tema, ya si eso, les aburro otro día. La cocina de Quique Dacosta tiene todo eso, sin duda. ¿Pero qué es la cocina si al al final no está sabrosa? ¿Qué es si no conecta con el comensal? Pues no es nada. La conexión, ¿tiene que ser sólo emocional? Quizás no, pero a mi me gusta la que me emociona, sin duda. Sin dudarlo, la experiencia en Quique Dacosta fueron de las tres más emocionantes de las que he disfrutado últimamente (junto con El Portal de Echaurren y DiverXo). A fin de cuentas, el menú de este año de Quique Dacosta se llama Estados de Ánimo. Ya ven. Al final me ha salido algo más reflexivo de lo que suele ser En la mesa del Chef, pero es que por esto me gustan tanto los cocineros, los restaurantes y su cocina. Por que con algo esencialmente sensorial son capaces de llevarme a estados de ánimo distintos. Claro que todo depende de en qué momento de la vida se encuentra uno. Sin duda, el mío, en estos momentos es de duda reflexiva. Sería muy injusto acabar esto que leen sin hacer una mención muy especial a Didier Ferrati, jefe de sala del restaurante. Pocos como él. De verdad. Y también al sumiller José Antonio Navarrete. Yo soy poco amante de los maridajes, pero he de reconocer que el de José Antonio fue preciso y exacto, justo lo que la cocina de Quique pedía. Un lujo. Una exageración. Hagan el favor y vayan a Quique Dacosta. Yo pienso volver a la que haya resuelto mis dudas.