ZOUK MAGAZINE (Versión en Español) NÚMERO 6 - Page 47

47 interior. Nos dejamos llevar. Para darnos la bienvenida y como signo de respeto hacia el huésped, nos sirve ume yu, un té a base de ume (ciruelas curadas en vinagre, sal y shiso rojo) y alga kombu. El desayuno, siguiendo las reglas de la cocina kaiseki, varía según la época del año e incorpora productos de temporada, pero en el menú siempre figuran los dos platos que cuentan la antigua historia de Hyotei, los Hyotei tamago de la era Edo y el asa gayu de la era Meiji. Estamos en abril, la temporada de la flor del cerezo (sakura), y los Hyotei tamago vienen acompañados por kobu-jime de besugo japonés envuelto en hojas de cerezo (kobu-jime es una técnica tradicional de la época Edo, que permite conservar el pescado crudo). Otro símbolo de Hyotei es el hyotan, la calabaza de peregrino, símbolo de buena suerte. La encontramos en la cortina de la entrada y es una parte importante de la decoración. Su presencia no podía faltar en la bandeja del desayuno, en forma de una bellísima calabaza de cerámica formada por tres platos apilados uno encima del otro y que contienen distintas delicias: en el plato de abajo hay takenoko wakatake-n