ZOUK MAGAZINE (Versión en Español) NÚMERO 4 - Page 91

91 hay mucho que hacer, mucho trabajo por delante”.Razón no le falta. La conversación deriva hacia otros temas y me siento bien. Creo podría estar escuchándola todo el día, pero Marta tiene otros planes. Ni corta ni perezosa, aprovecha el hecho de tener a Fredy Torres comiendo en su casa para contarnos su historia. Me convence con dos frases y se marcha a hablar con Fredy que acepta conocernos y hacernos de guía para después ir a Scala Dei. La cosa se anima, el mal tiempo nos da un ligero respiro y la lluvia ya no arrecia. FREDY TORRES Nacido en Galicia, a los cuatro años su familia emigró a Suiza. Nos cuenta que de joven era discjockey. El vino le gusta desde siempre, porque le atrae esa parte de la granja que dejó en Galicia. Dejó el mundo de los discjockey y se puso con el vino. “Iba para Argentina y El Priorat no entraba dentro de mis planes. Estaba prensando un vino a las dos de la madrugada, junto al enólogo de la cooperativa donde trabajaba. Comentamos que ya que estábamos ahí hasta las tantas de la madrugada, podríamos traer cada uno una botella de vino diferente y asíhacer el trabajo más agradable. Descubro ese vino y el Priorat me demuestra una cosa que jamás había pensado. Siempre pensamos en Burdeos como lo más grande. Es como ese beso que te comentan en la escuela que cuando llegue serátan especial y cuando le chica te besa, no lo es tanto. Total, que a mí el Priorat me dejó flipando. Asíque llamé al productor, un hippie con barba (René Barbier) para pedir un stage y llamé, llamé y llamé, hasta que me aceptó”. Ante nosotros se erige una persona grande. Su voz y mensaje son cautivadores. Te atrapa y tan solo puedes escuchar. Cree en la naturaleza,