ZOUK MAGAZINE (Versión en Español) NÚMERO 4 - Page 86

ESTAMOS AL SERVICIO DE LAS BODEGAS. SI ELLAS NOS HACEN UN BUEN VINO NOSOTROS NO SEREMOS NADA MARTA DOMÈNECH Tras el fiasco, llamo a Marta Domènech. Actual propietaria del Hotel Hostal Sport y en gran parte culpable de nuestro viaje. Le comento lo sucedido con Sara y quedamos en vernos en su hotel y así ponernos cara. Al llegar, me llevo una grata sorpresa. Es un hotel cuatro estrellas emplazado en una antigua fonda. La siguiente sorpresa es Marta, esbelta y guapa, con una sonrisa que ilumina el día encapotado. Pronto te ves rodeado de su energía. Se comunica y se mueve por su hotel como una neurona por el cerebro, indicando y dando órdenes sin parar. La historia de Marta es curiosa. Trabajaba para una gran firma de textiles y tras una pequeña desgracia, volvió a casa para coger las riendas del hotel y colocarlo donde hoy está. El 1 de noviembre de 2007, el hotel se incendió. Estaban en un momento de crisis bastante importante y no pudieron levantar cabeza y abrir al 100% hasta principios de 2010. Fue entonces, cuando Marta se propuso