ZOUK MAGAZINE (Versión en Español) NÚMERO 4 - Page 83

83 “Todos deben dejar algo al morir, decía mi abuelo. Un niño, o un libro, o un cuadro, o una casa, o una pared, o un par de zapatos. O un jardín. Algo que las manos de uno hayan tocado de algún modo. El alma tendrá entonces a donde ir el día de la muerte, y cuando la gente mire el árbol, o esa flor, allí estará uno. No importa lo que se haga, decía, mientras uno cambie las cosas. Así después de tocarlas, quedara en ellas algo de uno.” RayBradbury, Farenheit 451, (1953)