ZOUK MAGAZINE (Versión en Español) NÚMERO 4 - Page 60

FICCIÓN JORDI LUQUE SANZ Musta y al profesor Roca. Mañana emprendo el camino hasta la base de la montaña más cercana. A partir de ahí me guío con el mapa de Roca. Si la Ciudad del Otro Tiempo existe, la encontraré. MARTES, 4 DE MAYO DE 2027 Me he dirigido hacia el sur durante dos días. El trineo resulta fácil de llevar y el campamento es parapeto suficiente para dormir. Creo que mañana llegaré a la base de la montaña. MIÉRCOLES, 5 DE MAYO DE 2027 Gran hallazgo. La última tormenta de viento, supongo, ha dejado al descubierto algo que no pertenece al mundo natural. Son construcciones humanas, dos líneas de piedra que corren paralelas hacia las montañas, como dos muros que se extienden durante kilómetros. No termino de entender qué función tendrían. Tal vez fueran las bases de una construcción mayor que ha desaparecido. Me gustaría saber qué pensaría el profesor Roca. Para celebrarlo me he comido una oreja de Musta. Seguiré el camino que marcan las líneas de piedra. Tienen que llevar a algún sitio. DOMINGO, 9 DE MAYO DE 2027 Me había olvidado por completo del diario. Esto es demasiado increíble. Probablemente jamás regresaré. Y precisamente por eso debo dejar escrito lo que he visto. Al llegar a la montaña encontré otra construcción. Una escalera labrada en la roca conducía en espiral hacia la cima de la montaña. Subí durante un día entero. A media altura, la escalera se detenía ante un a gujero excavado en la roca. Me introduje y resbalé. Descendí cuanto había subido por un túnel recubierto de hielo hasta llegar a una gran cueva. Es un espacio monumental. Ignoro si es un accidente natural. Pero aquí hubo alguien. El espacio está lleno de muros de distintas alturas, una especie de laberinto de piedra. Estoy perdido en él. La brújula ha dejado de funcionar. Afortunadamente, la linterna no. LUNES, 10 DE MAYO DE 2027 No sé cuantos días más podré alargar la carne de Pepe. ¿Cinco? Debería encontrar un camino de vuelta pero lo que he encontrado es una gran piedra que parece el tablero de un altar. Se sostiene sobre tres cilindros de piedra perfectamente formados. Y está labrada con una escritura. Parece escritura, aunque podrían ser dibujos muy toscos. El altar está en un ensanchamiento del laberinto. Coincide con el punto más alto de la bóveda. MARTES, 11 DE MAYO DE 2027 El laberinto llega a su fin unos metros después del altar. No tiene salida. Si no puedo remontar el túnel por el que descendí, es muy posible que muera aquí. MIÉRCOLES, 12 DE MAYO DE 2027 Me han despertado unos aullidos. Hay algo aquí. He visto como un tentáculo se retiraba a toda prisa hacia el final del laberinto. Lo he seguido. Un extremo del tentáculo sobresalía por la hendidura de una roca. Lo he cortado y el grito que se ha escuchado a continuación ha sido estremecedor. Nunca había oído algo así. No sabría decir si el alarido era humano o animal. En cualquier caso, no era de un pulpo. He vuelto a la zona del altar. Me he comido el tentáculo. Correoso y ácido, un sabor asqueroso. Ojalá tuviera pimentón y un perol de cobre. JUEVES, 13 DE MAYO DE 2027 La barriga me duele horrores.