ZOUK MAGAZINE (Versión en Español) NÚMERO 4 - Page 185

185 y en la base, el sake de mesa, Futsu-shu que supone el 75% de la producción total. Cuando finaliza el proceso de elaboración, la gran mayoría del sake se pasteuriza, operación que en Japón ya se realizaba antes de conocer el proceso de Pasteur. Existe sake no pasteurizado, llamado Namazake, que debe ser conservado en frío. Otros tipos poco frecuentes son el sake añejo o Koshu y el sake conservado en barricas de cedro, normalmente durante un periodo corto, una semana máximo, llamado Taruzake, con claras notas de madera. Es muy poco habitual, ya que el sake está diseñado para ser consumido joven, durante el mismo año de su producción. Con el producto terminado empieza la parte ritual y la cata. Tradicionalmente el sake se toma en tazas de cerámica llamadas choko, pero una copa de vino blanco puede ser un EL SAKE ESTÁ PENSADO PARA SER CONSUMIDO EL MISMO AÑO DE SU PRODUCCIÓN POR LO QUE NO ABUNDA EL SAKE AÑEJO buen sustituto y ayudará en la parte visual. Como me contó recientemente el dueño de una kura, si el choko o la copa se sostiene con la mano izquierda, significa una actitud de desconfianza, ya que la mano derecha queda libre y se podría utilizar para desenvainar la katana. En las mujeres, quiere decir que el hombre con el que se comparte el sake no interesa. Sostener la copa con la mano derecha trasmite confianza y amistad. En el aspecto visual, lo primero que hemos de observar es la transparencia y el brillo del sake o, si nos encontramos ante un sake añejo o un Taruzake, el color, que puede ir desde el amarillo al marrón. El segundo paso es la densidad y la formación de lágrimas, para hacernos una idea del contenido de alcohol. En nariz, la gama aromática del sake está formada por flores y frutas, principalmente jazmín, lichi, plátano y pera; así como cereales, paja, hierba, cedro japonés, caramelo, y por supuesto arroz y levadura. Son defectos la existencia de aromas plásticos, de moho y el excesivo aroma a pegamento.