ZOUK MAGAZINE (Versión en Español) NÚMERO 4 - Page 139

139 L por RUBEN GALDÓN o primero que ves al abrir la página web que lanzó a finales de noviembre el Club de Guisanderas de Asturias es una sentencia que suena a declaración de intenciones: “El secreto de la cocina del futuro está en las recetas del pasado”. Desde 1997 estas 44 cocineras se dedican a eso, a evitar que las recetas asturianas no caigan en el olvido y a reivindicar la importancia del papel de la mujer en los fogones. Son nuestra memoria gastronómica. La del pote asturiano, de la fabada, del pitu caleya... “Somos guardianas de las tradiciones de antaño, incluso de platos que están en desuso. Yo, por ejemplo, tengo un plato típico de las Brañas que sólo sabemos cocinar cinco personas”. Quien guarda ese tesoro es Amada Álvarez, que desde hace 17 años preside el Club de Guisanderas de Asturias. Su historia sirve de denominador común a la del resto de sus compañeras. Desde niña ha estado entre fogones y ya no sabe con exactitud si el recetario le venía instalado de serie en la memoria. Su madre era una de esas guisanderas que se dedicaban a cocinar en las celebraciones del pueblo. No había boda, bautizo o comunión en los que ella no preparase el banquete, sin cobrar, pero a cambio de cualquier otro trabajo, cuando el oficio aún no era profesión. Amada inicia una amena conversación, una mañana cualquiera de otoño, con algunas de sus colegas alrededor de un café y unas marañuelas en Casa Belarmino, en Gozón y con Zouk Magazine como testigo. Abierta la veda sobre la reivindicación de su