ZOUK MAGAZINE (Versión en Español) NÚMERO 1 - Page 16

funciona para ambos lados. Creo haber leído que su trabajo no se ciñó sólo al menaje gastronómico, sino que además les ayudó en algunas elaboraciones. ¿Usted se integró directamente en el equipo creativo de elBulli? Sí. Primero Ferran se lo planteó como un experimento. A ver qué pasaba sí se integraba un diseñador de producto en el equipo. Y a partir de ese momento, nos hemos hecho nuestro propio esquema de trabajo, porque nunca antes un cocinero había incorporado un diseñador a su equipo, porque la alta cocina era algo muy rígido. Al principio de la colaboración, nos hemos permitido algunos chistes para aligerar un poco la cosa, que por suerte supimos parar a tiempo, porque un restaurante tampoco es un circo… ¿Qué pasaba? ¿Se les ocurrían idea muy locas? ¡Nooooo! Lo más raro que se nos ocurrió fue el globo de aroma. El aroma si lo usas en spray fastidias a la mesa del al lado. Entonces buscamos la manera de servir un aroma de forma individual. Y de ahí nació la cuchara de aroma, en la que podías poner una flor o una hierba en el mango. De esta manera, podíamos aportar a un plato un olor que luego no se comía. Y por otro lado el globo: hay unos globos que por un lado se podían encadenar y que por otra se pueden cortar un poquito, sin que exploten y expulsen el aire muy despacio. El comensal puede coger el globo, respirar el aroma y luego comer. ¿Qué retos te significó como diseñador de producto meterte en el equipo creativo de elBulli? Inicialmente parecía una locura, porque el diseñador de producto vive de hacer cosas reproducibles. En un restaurante, con cuarenta comensales, las series eran muy, muy cortas y es por ello que hemos tenido que buscar cosas que ya existían o bien cosas que eran fabricables a escalas muy pequeñas. Muchas las hicimos nosotros mismos a mano. Pero de esta relación, al final, me interesa más el resultado global que no cada uno de los objetos y proyectos que trabajamos individualmente. Era la novedad de la colaboración la que tenía fuerza.