ZOUK MAGAZINE (Versión en Español) NÚMERO 1 - Page 139

139 La otra opción previsible era el gastro-bar, el local de tapas sencillas, de corte canalla e informal. Y sin embargo el tandem TarríoComesaña se salió por la tangente con una tercera vía. Su apuesta fue por una cocina de producto, bien elaborada, por una carta que luce mucho guiso y mucho oficio. Propuestas buenas, no siempre resultonas, no siempre a la moda, pero honestas y sabrosas. Una curiosa combinación de clásicos depurados en detalles de su elaboración y platos más personales. Difícil encontrar una etiqueta y, seamos sinceros, tampoco hace ninguna falta. Seguramente los aficionados a las etiquetas y los que busquen modelos puros que se ciñan a las últimas tendencias no van a encontrar aquí un sitio que les resulte cómodo. Tras unos meses de rodaje, cambios en la decoración del local y ensayos diversos, en la actualidad el Café de Altamira es una de las propuestas más sólidas de la ciudad en una gama media de precios. Cocina con sentidiño, que decimos por aquí, con sentido común, con cabeza. Platos sabrosos, redondos, cocina apetecible, de esa que pide pan para rebañar el plato, junto con algunas otras cosas pensadas más para el tapeo en el pequeño rincón de la entrada, más informales, más rápidas. Y un tercer vértice difícil de clasificar en el que la vertiente más contemporánea de Alén sale tímidamente a flote. Esa diversidad les permite funcionar bien con los menús de mediodía, que se ofrecen a precios más que razonables, aprovechar la cerveza de después del trabajo (me resisto a utilizar el término afterwork) y, al mismo tiempo, tener opciones diferentes para quien quiera comer a la carta. El Café es, ahora mismo, algo más que un local de tapas, algo más que un restaurante de menú y algo más que un lugar en el que disfrutar de la cocina personal de un cocinero inquieto. En mi primera visita hubo un jarrete –la carne compostelana por excelencia- estofado. El jarrete es una de esas carnes facilonas, como las carrilleras o el rabo de vaca, que mucha