ZOUK MAGAZINE (Versión en Español) NÚMERO 1 - Page 128

RECOMENDADOS CATALUNYA contará con precisión qué diablos es exactamente es eso, ha provocado que se hable mucho y bien de determinados cocineros (concentren méritos o no) y ha relegado a otros muchos, excelentes cocineros todos ellos, seguramente no al ostracismo, pero sí a vivir fuera del foco mediático, que hay que reconocer que en los tiempos que nos ha tocado vivir peligrosamente es un pedazo de foco. Que se me entienda. No quiero decir que todos los restaurantes de cocina contemporánea, sinceramente me gusta más esta expresión aunque probablemente sea igual de inexacta, no valgan los elogios que reciben. Ni mucho menos, pero todos hemos comido en restaurantes que prometían mucho y que a la hora de la verdad eran el mismísimo desastre de Annual. Y, ¿qué es un cocinero con un discurso sólido? Pues quizás aquel que se ha preguntado y se ha respondido de forma honesta “¿qué cocina quiero hacer? y “¿qué cocina puedo hacer?”. Adelf Morales, chef y propietario de Topik, lo ha hecho. Adelf es un tipo alto con cara d e niño grande, que aprendió el oficio, entre otros sitios, en la cocina de Martín Berasategui, donde, agárrense los machos, coincidió con Alex Montiel (La cuchara de San Telmo), David de Jorge, Luis Andoni Aduriz (Mugaritz), Eneko Atxa (Azuermendi), Dani García (Calima) y Ricard Camarena, además, claro está, del propio Berasategui. También estuvo en la cocina de Arzak y en Ca Sento. Pues nada, que aprendió con unos don nadie, como pueden ver. Y esta es solo la parte hispánica de su currículo, que además incluye diversas estancias en restaurantes de Italia y Japón Ahora que está de moda hablar de cocineros mileuristas, Adelf, que abrió Topik en