ZOUK MAGAZINE (Versión en Español) NÚMERO 1 - Page 113

113 das las compra en Francia, al Moulin de Colagne, que hace el molido a la piedra para que el grano se triture más entero y que en el resultado final siempre haya una parte de salvado, de la cáscara, una harina más integral. Esto ayuda a que el pan se conserve mejor y que el sabor también sea distinto. Otro tema importante con el pan es la hidratación, la cantidad de agua que lleva la masa. Cuanta más agua, más ligero resulta el pan, con una miga más alveolada. “Pero cuesta mucho trabajar con masas que llevan mucha agua, las masas son como sopas. Hay masas que llevan un 100% de agua (1 kilo de harina 1 litro de agua)”. Anna Bellsolà viaja mucho en busca de ideas. “Muchas de las cosas que hago, las he visto por ahí”. Es capaz de ir y volver a París en un solo día para patearse todas las panaderías que puede en busca de algo distinto, por ejemplo. E investiga y hace panes que nos deja probar, pero que aún no vende. Y descubrimos que las barras de pan pueden ser “jóvenes, ciegas, con greña…”, vocabulario panarra, y que en la Barceloneta hay un panadera, joven, jovial, menuda y feliz, que se llena de harina, que huele sus panes, que los toca y que un día de estos les va empezar a hablar. No no está loca, solo siente pasión por el pan.