ZOUK MAGAZINE (Versión en Español) NÚMERO 1 - Page 100

que marcan las bolsas de Londres y Nueva York. A principios de los 80 se produce una gran caída del precio del café y la industria torrefactora reacciona y empieza a hacer cosas para ayudar a los países productores. Salvador Sans duda de que “haya ninguna otra industria en este campo que haya ayudado tanto al que está antes que él en la cadena, que la industria del café. Todo esto se ha traducido en cosas como certificaciones de comercio justo y ayudas para producir mejor y con más calidad, porque al final hay una parte de la industria que lo que necesita no es un buen precio, sino un buen café y si hay pobreza no se puede producir buen café, porque el agricultor necesita alimentar la tierra y manos para podar y recolectar”. Él propio Sans deja que los agricultores le vendan el café bajo la misma fórmula que él aplica en su tienda: precio igual a costes más beneficio. Sans entiende que la única manera de que el cultivo de café de calidad sea sostenible para los agricultores es si estos, ya no sólo lo venden con un porcentaje por encima del precio de la Bolsa, que sería la fórmula del comercio justo, sino si lo pueden vender decidiendo que margen de beneficio quieren obtener, aunque esto signifique pagarlo entre tres y cuatro veces más caro que el precio de la Bolsa. El futuro del café Para Salvador Sans el café va a seguir sin ninguna duda el mismo camino que muchos otros productos han seguido antes que él. “Del mismo modo que han abierto panaderías que hacen un pan excelente o pastelerías que hacen buenos cruasanes y pasteles y que todos sabemos cuáles son, se abrirán establecimientos regentados por auténticos especialistas que lo harán muy bien, aunque desafortunadamente no lo podrá cobrar mucho más caro y lo tendrán que cobrar al mismo precio que aquel que lo haga mal”. Y es que en el colmo de los males, además, nos importa tan poco el café, lo queremos tan poco, que si nos cobran según qué por un buen café, enseguida pensamos que nos están robando. Las vicisitudes del café en tierra de infieles.