vozes 2 Número 2 de Vozes - Page 35

como si yo mirara la vida desde afuera y no es así. Quizá entonces me lo pudiera parecer, lo entiendo situándome en aquella época y quizá haya algunas ocasiones en que pueda parecérmelo incluso ahora, pero desde luego ese sentimiento de ver la vida como a través de un cristal si algo me ha dado siempre es miedo, es terrorífico de ser vivido y no quiero vivir así. Por otra parte si analizo lo vivido y cantado hasta ahora desde un punto de vista más empírico, por ejemplo si mido el resultado de la inmersión en la vida tomando como referencia el número de cicatrices, todo me corrobora que no, no he visto la vida como si fuera un escaparate, sino que la he afrontado “a puerta gayola”. Y eso es lo que he contado en mis canciones desde siempre. ¿Andas trabajando ya en nuevo material de cara a un segundo trabajo? Tras la composición del disco en solitario no me ha ocurrido como otras veces en que ha habido un tiempo sin componer dedicado a tocar en directo, a tratar de dar a conocer el disco. Muy al contrario continué componiendo y escribiendo sin prestar atención a la promoción y muy reacio a actuar como ya te he contado. El caso es que estos últimos tres años han sido unos momentos cruciales y de aprendizaje en mi vida que no han pasado de vacío en lo artístico, muy al contrario, creo que tengo bien esbozadas las canciones para mi segundo disco. Solo que desarrollarlas y darles forma definitiva en estos momentos supone desaparecer de mi vida familiar con mi mujer y mi hijo y esto último es algo que para mí es prioritario. Tengo que dar con el modo de combinar estos dos aspectos de mi vida sin que ninguno se vea perjudicado. FOTOGRAFÍA: Enrique Mavilla