vozes 2 Número 2 de Vozes - Page 21

un profesor de filosofía que seguramente no tiene ni puta idea más que de lo que enseña ( o ni eso, preguntale por Voltaire, Séneca, Sófocles, Marco Aurelio, Cicerón… ). Pongo el ejemplo de filosofía porque creo que es una asignatura que debería ser lo contrario de lo que es, debería promover el librepensamiento y la filosofía, y lo único que consigue es que acabemos aborreciendo lo que intentan meternos con sangre. En resumen, no es el fracaso escolar, sino el fracaso del sistema educativo. TEXTO: Marco Mazón www.facebook.com/marcomazongomariz www.marcomazon.com ¿Es estar vivos un regalo o una condena? ¿Por qué hablan tan mal de las drogas? ¿Acaso no hacen más daño las personas? ¿Acaso no es el desprecio y los golpes de la vida lo que nos empuja al abismo, abismo que intentamos salvar con drogas? El amor, que nos eleva por encima de nuestra miseria, es a su vez la droga que más personas ha llevado a la perdición cuando ya no quedaba más. La más cara y letal de cuantas haya, de ello dan fe los protagonistas de este libro. Elías, un joven problemático con el corazón carcomido por la violencia y el desprecio ajeno, desengañado con la vida, que no puede vivir sin cocaína, porros, ni mujeres. Daimon, el hermano espiritual de Elías, de la misma condición, pero no tan desafortunado en el amor. Lucía, la amiga de ambos que solo quiere salvarlos, pero está condenada a un eterno fracaso, como condenados estamos a vivir. Y Eurídice, la novia de Daimon que, al final, resultará estar realmente enamorada de él, haciéndoselo saber concediéndole el favor que desde siempre anheló. Todos ellos, investigándose a sí mismos y destripando la realidad que les oprime, buscan la respuesta a sus preguntas en el silencio de la muerte. Una vez choquen contra el muro de la realidad, se darán cuenta de que ésta no es más que una gota de agua en un océano infinito. Peleados con Dios y su Creación, hallarán en la autodestrucción la solución a sus vacíos existenciales. www.marcomazon.com