Travesías didácticas Abril 2019 - Page 44

La vieja discusión de… Margarita Penadés o en el sector de construcciones se incorporen variados materiales para el juego de construcciones, de madera y plástico, de distintos tamaños y formas para favorecer el desarrollo de habilidades, la identificación y resolución de problemas, la comparación de procesos que cada material demanda. El kit de la Ludoteca Escolar ofrece materiales para encastrar como los ladrillos o dakis que permiten ir modificando las ideas de los niños; materiales para superponer como piezas de madera o de goma espuma y los bloques Smith Hill que facilitan las construcciones con sus rampas o puentes; y otros materiales para unir con cortes de unión. El juego de construcciones permitirá a los niños y niñas poner en acto lo que saben acerca del espacio y de los objetos en relación al espacio mismo. Estar atento/a a ello al momento de planificar los contenidos y la selección de los materiales es responsabilidad del docente. Resulta fundamental entender que en este sector las construcciones también se transforman en escenarios necesarios para sostener las historias o secuencias narrativas que se desprenden del juego mismo, con lo cual podemos ver que este juego de construcciones puede combinarse con el juego dramático. Por ello es imprescindible incorporar elementos auxiliares y juguetes como muñecos (con forma de personas o animales), autos, aviones, barcos, señales de tránsito, y otros, que favorecerán la creación de guiones ficcionales. En este sector, es imprescindible reparar en la relación entre las acciones de búsqueda por el fin propuesto y las acciones de búsqueda por los medios que facilitarán acceder a dicho fin. Con ello, expresamos que, en el juego de construcciones, los niños y niñas trazan un diseño a nivel de pensamiento en el que establecen acuerdos acerca del fin que buscan con sus acciones creativas, y a partir de establecer ese fin, inician un camino de búsqueda en el que irán seleccionando, probando, combinando, materiales y herramientas que servirán como medios para acceder al fin propuesto por el grupo. Teniendo en cuenta, que lo descripto en el párrafo anterior no es un detalle menor para el desarrollo del juego en este sector, resulta imprescindible que el/la docente al momento de planificar la propuesta, realice una selección adecuada de los materiales y herramientas que ofrecerá conociendo las características físicas y posibilidades de combinación que dichos materiales permitan para la construcción de estructuras tridimensionales. Si pensamos en el propio juego de construcciones que los niños y niñas desarrollan en la sala, es posible que también nos demos cuenta que, para realizar algunas acciones de armado, necesiten de materiales y herramientas que tradicionalmente forman parte de otro sector: el sector de Arte. Entonces, es responsabilidad del docente en su tarea de planificar la propuesta, contar con materiales y herramientas necesarios para ofrecer a los niños y niñas en el armado de sus construcciones en el caso que lo pidan, por ejemplo, tener tijeras, marcadores, cinta de papel, telas, cartones, otros. Recuperando el sentido lúdico de la propuesta del Juego Trabajo en este sector, podríamos preguntarnos en qué momento se produce el juego cuando, al parecer, solo hay exploración de materiales. Si hacemos el esfuerzo de detenernos a observar la actividad, nos daremos cuenta que se produce un pasaje de la simple exploración del material al juego de construcciones cuando, motivados por 42