Travesías didácticas Abril 2019 - Page 43

propuesta atractiva, además de los otros materiales que incluye el kit de la Ludoteca Escolar para jugar temáticas de la vida cotidiana y familiar. En general, este sector que cuenta tradicionalmente con un mobiliario parecido al de una casa (inclusive, muchos tienen un biombo con diseño de “casita” que lo separa de los otros sectores dando cierta intimidad al juego dramático), debería poder ser transformado de acuerdo con el proyecto de juego que los niños/as construyan, podrá ser un negocio, un consultorio, un camping, un micro. Es preciso posibilitar la creación de diversos escenarios lúdicos, por eso contará con una variedad de materiales y objetos que promuevan la aparición de nuevas ideas que complejicen el contenido del juego mismo. La incorporación de un espejo irrompible es una buena opción para enriquecer este sector pues permitirá a sus jugadores reconocerse en la acción lúdica mientras construyen una verdadera trama en el intercambio de roles, en la elección de las vestimentas y accesorios, en el uso de los elementos. El juego que se desarrolle en este sector solo podrá jugarse de manera representativa acerca de aquellas cosas que los niños y niñas conozcan de su ambiente natural, social y cultural. Sabemos que las propias vivencias se pondrán en juego en sus proyectos en los que recrearán costumbres, estilos de vida, valores, actividades familiares y significativas de la cotidianidad; es decir, que las realidades vividas por cada niño y niña se constituirán en los propios guiones de cada juego. Así aparecerán personajes conocidos, espacios y tiempos transitados, conflictos y problemáticas recurrentes, desenlaces esperados o no, como una trama narrativa. Es de suma importancia la observación que el/la docente realice de los juegos dramáticos, a fin de ofrecer materiales adecuados que permitan contextualizar esas tramas narrativas, por ello, planificar el Juego Trabajo desde la óptica del docente, implica anticipar la selección de recursos que den a los niños y niñas, la posibilidad de ampliar, enriquecer, variar, sus proyectos de juego en este sector. Resulta interesante detenernos a diferenciar el tema que se juega, de los contenidos que en él se trabajan. Hablar de tema en el Juego Trabajo es referirnos a la trama que se construye en el mismo juego dramático, el tema es creación de los mismos niños y niñas en el desarrollo de sus propios guiones, es decir, que de ninguna manera jugarán a un tema propuesto por el/la docente. El juego en este sector, se produce en el encuentro comunicativo entre subjetividades que participan de un marco de significaciones compartidas que darán origen al tema. En las secuencias narrativas que los niños y niñas construyen cuando juegan, van compartiendo un universo de significaciones que se relacionan directamente a sus historias de vida familiar y social. En cuanto a los contenidos que se aborden en los juegos dramáticos, podemos decir, que la forma de acercarse a ellos y vincularlos al tema del propio juego hará visible los saberes aprendidos por parte de cada niño y niña. Aquí cobra especial importancia la selección cuidadosa de los recursos que presente el/la docente para promover y sostener el juego en este sector, complejizando los contenidos de manera que favorezcan los nuevos aprendizajes. 41