Travesías didácticas Abril 2019 - Page 18

Las salas de edades integradas… Susana Santaren otra manera). Las respuestas a esas y a otras inquietudes, dar espacio a la duda y animarse a poner en cuestión, el desarrollo de un proyecto educativo novedoso en la argentina de los años 70 que buscó generar las mejores experiencias para el aprendizaje. 4 La puesta en marcha: Fundamentos y soportes El conocimiento del trabajo que se realizaba en jardines Israelíes, en esa época de gran impulso pedagógico y amplia cobertura en diferentes formatos 5 constituyó una “fuente autorizada” para la reconversión del proyecto. El enfoque de trabajo sostuvo un lugar fundamental para las manifestaciones expresivas (la sensibilidad estética y comunicacional en sus variadas expresiones, desde la plástica, la expresión corporal con la referencia de Patricia Stokoe, el enfoque psicomotriz de Lapierre y un lugar destacable para la teoría de grupos (Los grupos no son, no nacen…se hacen- Jack R.Gibb-) y el análisis de su dinámica. De alguna manera, la organización grupal en salas multiedad fue portadora y transmisora también de un legado cuyos orígenes pueden encontrarse en la escuela montesoriana donde la “mezcla” de edades en el mismo espacio era uno de los principios de estructuración. El énfasis estaba puesto en las actividades creativas, el juego dramático y la transformación de los escenarios para favorecer los aprendizajes alternando actividades más estructuradas con aquellas que estimulaban el consenso-disenso-tolerancia y permitían a los niños tomar decisiones, elegir con qué y con quiénes jugar. La propuesta de trabajo tuvo rasgos distintivos que se sostuvieron y, por supuesto, se enriquecieron a lo largo del tiempo 6 . Sus ejes fundamentales estuvieron puestos en: • el agrupamiento de los niños por edades heterogéneas (conformando grupos de 2 y 3 años y de 3 ,4 y 5), El proyecto Panambi, con dos sedes en el año 1982 se sostuvo como tal hasta que la circular 1050, acerca de la indexación de los créditos en plena etapa de Gobierno Militar, arrasó con las posibilidades de sostener la institución. 5 A partir de la década del 70 se da un impulso cualitativo y cuantitativo a la educación infantil en Israel. Se calcula que el 98% de los niños de 4 y 5 años y el 90% de los de 3 años contaban con cobertura. Los proyectos de intervención temprana recibieron lugar preferencial adquiriendo prioridad nacional en el sistema educativo. Entre las formas escolares se destacan desde esa década los jardines de edades integradas y los llamados jardines racimos que poseen entre 4 y 8 salas de edades diversas. El marco teórico que enriquece el proyecto de educación infantil en esta fase inicial se dio como un movimiento sincrónico con las tendencias europeas y norteamericanas, retomando ideas de autores como Foebel, Montesori, Decroli, Freud, Piaget, Erikson y Dewey entre otros. 6 Haber sido maestra de salas de edades integradas en Panambí desde 1977 hasta el cierre en 1982 me permite hoy, a la distancia, analizar y valorizar los aspectos centrales de la propuesta y poner a disposición relatos de experiencias transitadas en esa etapa en las que coordiné grupos integrados de 2 y 3 años y luego de 3,4 y5 años en la sede Flores. 4 16