Travesías didácticas Abril 2019 - Page 12

Las salas de edades integradas… Susana Santaren Veamos si esto es bueno o no porque natural no es… Las representaciones instaladas o ¿¿¿“Que he hecho yo para merecer esto”??? La apertura de una sala que integre niños y niñas de diferentes edades es vivida por los docentes con zozobra. Por lo general, sea en los jardines pertenecientes al ministerio de educación como en aquellos de educación no formal, tanto en las zonas urbanas como en las rurales, el formato multiedad en un grupo escolar se asume en términos de solución ante la coyuntura o paliativo no deseado pero necesario al problema de la inclusión educativa. Una especie de “caer en desgracia” donde el docente sufre por estar en un lugar abandonado del sistema- “llequehue”, en lengua mapuche-, lejos de los escenarios disponibles en su repertorio de prácticas, en tramados institucionales que no se adecuan a las condiciones aprendidas en la formación ni a lo largo de su experiencia como docente: esto es, niños de la misma edad, con cierta expectativa de homogeneidad y uniformidad en la comprensión, en la producción y sobre todo en la organización de la tarea. La mayor parte de las veces los maestros suelen recuperarse y poner manos a la obra. Logran “sacar fuerza de flaquezas” y convertir en fortaleza la debilidad (aparente). Sin embargo… Las salas de edades integradas 1 como proyecto pedagógico tienen larga historia Desde los años 60, variadas experiencias educativas organizadas de manera sistemática, sea por los estados o por cuenta de la educación privada, dan cuenta de la organización de la tarea en grupos multiedad como una elección fundamentada. Veamos algunas de las formas en las que se despliega la multiedad en el mundo: Brasil: En años 1980 se puso en marcha en San Pablo “La escola da Vida”, un proyecto que buscó crear en las jornadas escolares situaciones diversificadas de aprendizaje. Convivían en diferentes momentos de la jornada propuestas organizadas a la manera “tradicional” con otras destinadas a niños organizados en grupos de diferentes edades. Esta experiencia, después sistematizada y adoptada de manera permanente, es definida como enriquecedora en tanto que “el trabajo así organizado muestra que la relación entre los alumnos de distintas edades puede incidir en forma decisiva en aspectos tales como la adquisición de habilidades y destrezas sociales”. La propuesta incluía trabajo en talleres donde se abordan proyectos de diferentes áreas del conocimiento, se instituían los Jueves literarios y Musicales, el armado y 1 Se utiliza de manera indistinta a lo largo del texto la denominación salas de edades integradas, multiedad o salas de edades heterogéneas. Pueden tratarse de grupos de 2 a 5 años, grupos de 2 y 3, de 3,4 y 5 años, u otras agrupaciones posibles. 10