Transforming Lives - The Newsletter of The Harris Center Transformando Vidas - Volumen 1 - Page 4

El Café - Preparando un nuevo “Tú” Para muchos de nosotros, el poder sentarnos con nuestros familiares y amigos para disfrutar una taza de café juntos es una tradición que apreciamos. Sea la conversación acerca del trabajo, nuestros pasatiempos o el último programa de televisión, esta es una manera de mantenernos conectados con nuestros seres queridos. Para personas que viven con trastornos de desarrollo, este tipo de conexiones e interacciones pueden presentar un reto grande. La habilidad de formar y mantener amistades no es tan natural como lo es para otros, y la oportunidad de aprender y practicar esta destreza en un ambiente seguro puede ser limitada. Es con este fin que El Café brinda su asistencia. “El Café es muy especial para nosotros primero y antes de todo porque esta ahí para apoyarnos. No cambiaría nada acerca de El Café,” comenta Amy Yother, madre de uno de los participantes del programa. “Mi hijo se desempeña mejor como un joven adulto en todas las áreas gracias a El Café.” El Café es un programa donde personas con un diagnóstico de Espectro Autista o una condición similar pueden acudir según su rutina diaria lo permita. Brindados en un ambiente seguro y cómodo, los servicios provistos ayudan a las personas a desarrollar un mejor entendimiento de su condición, adquirir habilidades para mejorar su comunicación e interacción social con sus compañeros, Kel encontró aceptación por la primera vez en su vida con compañeros que no le juzgaron ni marginaron por quien él es. Por primera vez en su vida se sintió parte de un equipo,” comenta Dave. Lou Ann expresa, “Nunca he visto tantos cambios positivos en mi hijo. Su habilidad de interacción ha mejorado y su confianza en sí mismo ha aumentado, se siente orgulloso de sí mismo y tiene mejores aspiraciones y autoestima.” fomentar su autoestima, establecer y edificar relaciones de su gusto, tomar decisiones, cumplir metas, y vivir y contribuir exitosamente en su comunidad. Los planes de servicio son diseñados por un psicólogo licenciado adaptando a la necesidad y circunstancia de cada quien, y coordinadores entrenados implementan estos planes en formato individual y en grupo mientras tanto dure la participación de cada persona. La naturaleza única del programa convenció a Lou Ann y Dave Dunnaway a que se mudaran de Nuevo México a Houston para que su hijo, Kel, pudiera participar. “Nos mudamos a Houston por El Café. Nuestra hija nos platicó del programa y vinimos a Houston para poder aprender más de cómo funciona. Después de conversar con el personal, decidimos que debíamos movernos acá. En El Café, No es sorprendente que las familias sienten tanta esperanza ya que la dedicación de su personal es latente. Según la Directora Margo Childs y miembros de su equipo, el personal se empeña en crear un ambiente amable y lleno de calor humano. “Los participantes y nuestro equipo son pacientes, considerados y accesible. El personal siempre recalca que este programa es de los participantes y que ellos están ahí para servirles. También fomentamos la libertad de cada participante y hacemos que el aprendizaje sea ameno e interesante. El Café está abierto de lunes a viernes y disponible para personas mayores de 18 años de edad y que tienen un diagnóstico de Espectro Autista o una condición similar. Personas interesadas en el programa pueden llamar a The Harris Center al 713-970-7000 para más información de elegibilidad e inscripción. Carta de Tom Hamilton, Ph.D. Presidente del Consejo Directivo Después de celebrar el aniversario número 50 de The Harris Center el año pasado, nuestra Agencia entró a una nueva era llena de emoción que incluyó nuestro cambio de nombre, mudanza a un nuevo edificio, y la renovación de nuestro compromiso de continuar edificando y reforzando nuestra amplia red de servicios a través de programas innovadores, bien orquestados y eficaz en costo. Como Presidente del Consejo Directivo de The Harris Center, quiero extender mi más profundo agradecimiento a todos ustedes por su continua colaboración y apoyo a nuestros esfuerzos para seguir Transformando Vidas. Mi interés al servir en el Consejo Directivo emana de un profundo compromiso de mejorar las vidas de aquellos afectados por las enfermedades mentales y las discapacidades intelectuales y de desarrollo. Ahora que mi término en el Consejo está por acabar en Septiembre, reflexiono en muchos de los maravillosos momentos y logros en los cuales he tenido el privilegio de participar durante estos últimos 16 años. Aunque son muchos para mencionarlos aquí, deseo reconocer el tremendo progreso que The Harris Center ha logrado durante este tiempo al afianzar su posición financiera mientras que ha expandido sus programas y servicios en gran medida. Hay muchas personas que han contribuido a este progreso, pero quiero agradecer en especial a mis colegas miembros del Consejo y al maravilloso personal de The Harris Center. La expansión y las mejoría son una grandiosa contribución a la comunidad. A través de su enfoque en la recuperación y las posibilidades que le acompañan junto al compromiso de ayudar a cada persona a alcanzar nuevas alturas, The Harris Center es una parte integra del bienestar de los residentes del Condado Harris. Estoy extremadamente orgulloso de la labor hecha por esta Agencia hasta el día de hoy, y me entusiasma la visión de lo que se logrará en el futuro. Ha sido un honor el servir en el Consejo Directivo de The Harris Center, y le agradezco a cada uno de ustedes por esta oportunidad. Sinceramente, Tom Hamilton, Ph.D. Presidente del Consejo Directivo