TheDiyMagazine MAYO 2017 - Page 39

THEDIYMAGAZINE MAYO

38

Este experimento es muy sencillo y resultón aunque requiere de la paciencia de los niños… Y la de los adultos.

A mí me costaba no ir cada dos por tres a mirar si los pétalos ya se habían coloreado.

Nos sentamos con todos los elementos necesarios y dejamos que los peques coloreen el agua de cada vaso a su gusto.

Mientras, vamos cortando el tallo de los claveles, las hojas y todo lo que pueda ralentizar el proceso.

Cuando terminamos, los peques introducen los claveles en los vasos llenos de agua coloreadas y los dejamos en un lugar iluminado durante al menos un día.

El resultado es sorprendente.

Con este experimento los chiquillos pueden apreciar perfectamente el fenómeno de la capilaridad (propiedad que tienen los líquidos de "escalar" en contra de la gravedad utilizando un medio poroso). Por este medio se alimentan las plantas.