TALENTO MAY - JUN 2017 Mayo-Junio 2017 - Page 21

tender cómo funcionaba ese nuevo entorno, dónde se encontraban sus “recompensas” e incluso aprender a evitar sus peligros. En cierta medida, la rata estaba aprendiendo a responder de una forma cada vez más efectiva a un nuevo contexto y eso constituye un verdadero éxito para el proceso de aprendizaje. Ese instinto exploratorio también forma parte de nosotros como seres humanos. Cuando somos niños, nuestra capacidad de explorar el mundo es plena y la empleamos a cada instante. Eso supone una gran ventaja para desarrollar una com- prensión sobre el funcionamiento del mundo y de la vida en general, pero por desgracia, como adultos, una vez que tenemos una forma de hacer algo para cubrir nuestras necesidades o conseguir nues- tros objetivos, dejamos de seguir aprendiendo y explorando nuevas maneras de hacer. En cierta medida, podríamos decir que el mayor ene- migo del aprendizaje no es el error sino el éxito. Muchas personas y organizaciones buscan a toda costa evitar las “descargas”, pero aden- trarnos en lo desconocido, aprender a responder a nuevos escenarios y desarrollarnos a partir de ellos para 21