Ruido.pdf (Oct. 2014) - Page 51

como aquel donde se dieron cuenta de que quizás la banda era algo más que un parche infrecuente. Allí ya empezaban a dar las pinceladas para alejarse del sonido inicial. Con este impulso inicial se lanzaron a grabar un demo de cuatro canciones. Todavía era algo rústico, un livesession, pero fue suficiente para abrir su propuesta a otras formas de difusión como las redes sociales. Con este trabajo digital, que seguía cercano al Punk Medallo (o Punk Chatarra), se presentaron de nuevo al Festival de Rock de la Comuna 6. Esta vez lograron clasificar. Allí compartirían tarimas con bandas como ‘Los Suziox’, ‘Desadaptadoz’, ‘La Mojiganga’, ‘La Pestilencia’, entre otros. Era el concierto soñado para ellos, a pesar de admitir que tuvieron bastantes errores en tarima. Era la etapa para pensar de un modo diferente la banda. Ya no era suficiente con las canciones que tenían escritas y los acordes básicos del Punk ya no llenaban sus ganas de crear música. Una idea de Chuxt, el fundador, empezaba en GuitarPro y de allí pasaba al resto de integrantes para ser discutida y arreglada. Los aportes ya no eran solo de Punk: Thrash Metal, Hardcore, Metal Melódico, empezaban a darles textura a las nuevas canciones. el Punk no se debe vender. Para ellos seguirá siendo su parche de amigos, de calle, pero debe de haber un reconocimiento económico para un trabajo que va ganando cierto reconocimiento en diferentes espacios. Por repetitivo que puedan parecer algunos temas y posiciones en las agrupaciones de Punk de Medellín, cada una tiene su historia y formas de narrar las calles y sus contradicciones. ‘Katalexia’ es eso: “enterrado vivo”. Para ellos era la idea de una vida encerrados, de no poder decidir qué lugares habitar entre la presión de grupos armados (legales e ilegales). Vestirse de cierta manera o estar en uno u otro lugar los enterraba, los marginaba a unos estereotipos específicos. Es con la banda salida de una terraza que logran acercarse a tarimas, bares, parches y tener un nombre en un barrio o cuadra en los que a veces se sentían extraños. Las letras, por su parte, no han cambiado mucho. Son calles narradas, los parches accidentales de Punk y todas las notas que recoge Chuxt en su celular o en una hoja cuando sale a la calle. Las letras tienen el toque social que ha caracterizado al Punk Medallo en varias décadas, como la canción “Vidas Perdidas” que habla de las llamadas “fronteras invisibles” en las comunas Castilla y Doce de Octubre, tema que se encuentra en varias agrupaciones de la ciudad y en varios géneros. Con la decisión de tener una banda con mayor trabajo y mejores sonidos, llegan nuevas grabaciones. Para esto, fue clave el apoyo de LASO y las clases de audio a las que han asistido. Allí les han exigido compromiso como agrupación y han aprendido desde el trabajo en estudio y grabación, hasta el montaje en tarima y las estrategias para dar a conocer un proyecto musical. Esto hizo que lograran consolidar un grupo de integrantes estables y que pudieran empezar a ordenar su proyecto musical, al punto de que han tenido acercamientos con organizaciones del extranjero para promover su música. ‘Katalexia’ en poco tiempo entendió que estaba ante un trabajo de valor, que sin ser músicos profesionales, hay unos costos por haber ensayado y compuesto su propio producto. Por esto, gradualmente han ido aprendiendo que hay lugares en los que pueden tocar, otros en los que no, y que paso a paso deben ir intentando aumentar sus expectativas con la banda, tanto desde la exigencia disciplinar como artistas, como desde la imagen que dan como banda cuando tocan en algún lugar. Y aquí son claros en desligarse de la idea de que 51