Ruido.pdf (Oct. 2014) - Page 46

Foto: Karl Desing Agressor Hablar de ‘Agressor’ es develar parte de la historia del Rock y del Metal en Medellín. Era 1985 y Antonio Guerrero, fundador de la banda y guitarrista, ensayaba sonidos con una guitarra, un distorsionador casero y la grabadora de su mamá. Para ese entonces la escena metalera de Medellín estaba en crecimiento, algunas bandas ya empezaban a tocar en parches, colegios y garajes. Antonio, o Toño Guerrero, cuenta que en su casa escuchaban música tropical, del Pacífico. No obstante, a él no le gustaba, no sentía nada. Tiempo después, a sus siete años, llegarían unas primas con vinilos de lo que hoy llaman la “vieja guardia”. Así́, empezaba a buscar las pocas emisoras que tenían esta música. ‘Black Sabbath’, ‘Deep Purple’, ‘Led Zeppel in’, ‘Grand Funk’, entre otros, empezaban a mostrarle otros sonidos. 46 Pero la curiosidad de Antonio no paraba ahí. Ya tenía su primera guitarra que había comprado en una prendería. Su vecino, conocido en la historia del Metal local como Gregory, supo de la guitarra que había comprado Antonio y le propuso montar una banda, pero Antonio quería entender mejor cómo hacer esos sonidos. Con esta propuesta, y lleno de curiosidad, empezó a ensayar con libros de música