Ruido.pdf (Oct. 2014) - Page 414

Componer y grabar Lejos está esa época de la ciudad en la que se quedaron tantas canciones sin grabar. Buena parte de las canciones de estas músicas no están escritas (ni por tablaturas ni por partituras). El audio y su democratización crea una riqueza en la escena de cualquier ciudad y, con esta, la pérdida de cierto misterio. Ya no habrá un lugar para imaginar las canciones que sonaron y de las que sólo nos contaron. Una gran cantidad de estudios de grabación con la mínima tecnología, por un lado, y otros pocos estudios para conseguir ciertos sonidos y ciertos formatos. El Rap parece lo más fácil de grabar y también lo que más requiere del estudio de grabación, porque la pista es necesaria, incluso para las presentaciones en vivo. En el Rap se hace evidente la concentración de buena parte de la música en unos cuantos productores, que no sólo graban y arreglan, sino que fabrican las pistas. La democratización de la tecnología hizo que cualquiera ensamblara un estudio de grabación, que muchos emergieran sin necesidad de enfrentarse a algún filtro, y también complejizó la escena diversificando las formas para grabar canciones y la calidad de los sonidos. 414