Ruido.pdf (Oct. 2014) - Page 361

Federico López señalaron que los grupos tienen que aprender a decir que no y entender que figurar o aparecer puede muchas veces no significar nada, ya que en numerosas ocasiones se trata de entrar en contacto con públicos muy mal focalizados. En la misma línea, Fabio Garrido (de ‘Frankie Ha Muerto‘) ha desistido de Altavoz por tener una filosofía en contra de una competencia en la música. Puede que participen de algunos concursos, como quien participa de una ruleta, pero los músicos no se pueden construir para las convocatorias ni esperar que estímulos estatales resuelvan la existencia de la agrupación y el oficio de sus integrantes. El otro problema acá es el tiempo invertido en el lobby o la gestión. La angustia de los músicos suele ser que para vivir de la música tengan que invertir tanto tiempo en tareas que no son musicales. Las posiciones están muy parejas entre los que asumen que es muy difícil vivir de la música, los que no están interesados (o por convicción no lo quieren hacer) y los que están seguros de que es posible. “Nos gusta mantenernos independientes, pero creemos firmemente que podemos vivir de esto; concierto tras concierto puede ser. Aún nos falta reconocimiento para llegar a eso, pero se puede” – Argumentan en la agrupación ‘Risen’. F VFW&