Ruido.pdf (Oct. 2014) - Page 357

Foto: Santiago Rodas Cap. 5 Vivir de la Música S ubirse al escenario, a una tarima, es para la mayoría de los músicos el gran acto ritual; un verdadero enfrentamiento en varias líneas. Una minoría de músicos opina que no es importante, que es parte de una rutina y que, en tanto se ha hecho como un acto de amistad o camaradería, no genera nervios. La mayoría, sin embargo, dice que el nerviosismo nunca se va, y de ahí una consigna, medianamente común, de que el día en que no se sienta ese susto es hora de retirarse de la música. Las primeras presentaciones están llenas de errores y de espontaneidad, de cambio de planes a última hora. ‘Áluna’ recuerda el bafle del retorno que movía la ropa de los músicos como si les soplara; los integrantes de ‘L–Mental’ recuerdan haberse despertado trasnochados y pasados de pintura después de tener que reemplazar a un carpintero en una entrega de escenografía; ‘De Bruces a Mí’ confesó su miedo en la primera presentación, después de haber hablado mucho de evitar que se les notara, y Federico López olvidó el único solo de guitarra que tenía que hacer en su primer concierto. También el anecdotario está lleno de sonidos que no funcionan y un nerviosismo a tal punto que hace que 357