Ruido.pdf (Oct. 2014) - Page 341

disfrutaban tocando juntos. Y es que pasar de ese parche de salas de ensayo a una pequeña tarima significaba que esas horas juntos explorando habían servido para algo. El ensayo y la composición es algo que hacen juntos. Casi siempre después de ensayar sacan un rato para improvisar. Allí empiezan un riff o unos acordes que van formando un círculo de acordes entre todos. Cada uno desde su instrumento, improvisando, va agregándole formas a la canción y el vocalista va incorporando palabras y letras que puedan encajar allí. Esto no tiene un orden definido, a veces es al revés, un tarareo y unas letras a las que los otros instrumentos se van sumando. Es que para ellos las letras no han sido camisa de fuerza, sienten que hay una base, pero en general escribirían sobre todo, advirtiendo que hay que buscar las formas melódicas de decir las cosas e intentar que las canciones estén cercanas a cotidianidades, que tengan algún sentido para quien las escuche. Canciones como “Luz y Sombra” podrían ser en el fondo románticas, pero no es fácil detectarlo de entrada. También en la música es difícil definirlos en un género. Con una base de Heavy Metal, que en ellos es una voz con agudos, punteos de guitarra y baterías fuertes, intentan agregar algo de formatos digitales, pistas, algo de melodías clásicas y otras exploraciones de sonidos autóctonos de diferentes regiones del mundo. Esta exploración constante los ha hecho cambiar muy rápido de sonido, en muy poco tiempo pasaron de una base de canciones con mucha fuerza, de Heavy Metal y letras más íntimas del vocalista, a canciones con sonidos más armónicos, incorporando percusiones electrónicas y algunos sonidos africanos. condiciones para un toque, exigir ciertos mínimos para la banda. Aquí ven que es necesario ser más inteligente a la hora de tocar y no quedarse únicamente en la escena de bares, sino que debe de haber una pregunta por el público que puede escucharlos y empezar a trabajar en clave de este público y los lugares para esto: “El artista debe hacerse valorar como artista. La música es un producto intangible. Si el artista quiere hacer parte de un modelo comercial debe valorar su trabajo. Por eso no hemos hecho mucho toque, porque le estamos metiendo mucho esfuerzo”. A pesar de que hay condiciones adversas en la escena en la cual pretenden moverse, sí creen que de la música se puede vivir, han visto la posibilidad en Medellín y toman como ejemplo la banda ‘Nepentes’. Aquí saben que la producción de discos no es el camino para ello, no obstante, lo ven necesario. En últimas, las posibilidades musicales las encuentran en la creación de un estilo, un reconocimiento y empezar a explotarlo, primero a nivel local, luego internacional. ‘Metanova’ rompe con muchos de los parámetros del Heavy Metal dándole un nuevo sonido a este género que tanta historia tiene en la ciudad. Su búsqueda de sonidos y forma de composición habla del placer que da crear entre amigos y darse la licencia para buscar la canción con la cual sentirse cómodos, sin importar si desdoblan los límites de los géneros. Su idea es marcar época, una tendencia del Metal, y para esto prefieren estar encerrados un tiempo creando su sonido, que estar tocando de bar en bar. Entre tantos sonidos y exploraciones se toman su tiempo a la hora de grabar y mezclar sus canciones. No lo han hecho algo contrarreloj, sino que han buscado que cada instrumento encuentre el sonido que quieren para la grabación. A veces las cosas salen en la primera captura, otras, en cambio, pueden tardar hasta dos semanas para que algún instrumento sea grabado. Para ellos, es cuestión de aprender en la grabación, ir construyendo la canción y llevar registro de todo lo que capturan buscando reestructurar sonidos en el proceso de grabación. Lo más importante a la hora de grabar es entender que aquello que hacen en el estudio tiene que sonar igual, o mejor, en vivo y esto es una de las ideas que guía la grabación. En la escena local han tenido la posibilidad de tocar en algunos festivales y bares. Pero en estos últimos han visto que es bastante difícil para bandas emergentes. Al principio, estaba bien tocar por una cerveza o por nada, pero luego viendo que ellos habían invertido tanto tiempo en la banda, empezaron a negociar mejor las 341