Ruido.pdf (Oct. 2014) - Page 331

algo que los ha atravesado de cerca. Como muchas bandas de Punk, estaba el mensaje de entrada, pero para ellos la apuesta era diferente: no era sólo relatar o hablar de un problema, era encontrar soluciones en la misma letra de las canciones. Al principio había muchos temas dándoles vueltas, desde el maltrato animal hasta el coaccionar estatal. Con el tiempo se fueron focalizando en los temas que más han trabajado: el desplazamiento, la desaparición forzada y los crímenes de Estado. Con la historia de su abuelo, la de Ana Fabricia, la de Nicolás Neira (estudiante asesinado por el Esmad) y otras más, fueron armando una red de canciones y acciones que les fueron dando un lugar como agrupación que no sólo se preocupaba por lo musical, sino que su apuesta se articulaba a movimientos y redes de trabajo alrededor de estas poblaciones. De hecho, su primer concierto fue para recoger alimentos e implementos de aseo para las personas afectadas por el incendio de Moravia en el año 2007. Con la idea de estar tocando y hablando de estos lugares y poblaciones, fueron creciendo y ganando cierto reconocimiento; fue una bola de nieve que los conectó con varias ciudades del país. Más que una grabación o un trabajo de difusión –aunque sí grabaron de manera casera algunas canciones-, fue un voz a voz de redes, círculos uni fW'6