Ruido.pdf (Oct. 2014) - Page 327

los pies como un boxeador, abre mucho la boca y luego al final de los conciertos emerge la otra parte del artista con abrazos y sonrisas. En ese otro artista, una escuela -Semillas del Futuro- y una forma de andar la ciudad - Unión Entre Comunas. Desde San Cristóbal y la comuna 13 se ha impuesto siembra en toda la ciudad, escuelas, presentaciones, una frenética actividad, aguda y amarga en el escenario, dulce y fraternal abajo en la relación con niños, adolescentes y sus tías, sus mamás. Primero había una gran necesidad de hacer canciones, muchas cosas por decir primero por su vida, las personas que lo invitaban a sentir la calle y la tierra, y luego con la universidad y sus textos. Entonces poco después buscando quién le ayudara con la construcción de pistas, llegó al estudio de grabación de Lupa. Como muchos raperos, Aka aprendió sin profesor, haciendo, ensayando y equivocándose. Lupa, a quien le reconoce un aporte fundamental en su carrera de cantautor, le entregó las pistas y luego lo devolvía para la casa a que siguiera componiendo la letra, pegándola a la pista y sobre todo ensayando. Así, son sesenta y cinco canciones que han ido evolucionando en la sumatoria entre Lupa y Aka. Este -a quien se le ha vuelto importante la música pero siempre había una urgencia de dar a luz unas letras- no es capaz de escribir sin música, y así mientras iba mejorando en el canto -en entender su canto con el ritmo de la pista-, Lupa le mejoraba los sonidos 7R