Ruido.pdf (Oct. 2014) - Page 326

Aka Aka es un Mc que construye un Rap muy fuerte, muy claro, y que recoge unos movimientos colombianos y latinoamericanos desde una mirada que cultiva lo rural y reconstruye el campo de donde provienen papás, mamás o abuelas de muchos de los raperos que integran la escena de Medellín. Rapero rural porque, como él dice, debajo del asfalto -que es Hip-Hop- siempre hay tierra. Más allá, Aka le canta al despojo, a la reivindicación, a las injusticias, a la vulnerabilidad frente a guerra, a la dignidad 326 atravesada por ese amor por lo simple que hay en el campesino y que entiende el agricultor. Aka, mezclando artes -desde su licenciatura en arteses también líder del proceso de Agroarte con el que siempre se ha empecinado en la siembra y que después de haber invitado a todos los vecinos de vereda en San Cristóbal a desarrollar huertas y un vivero, desde la comuna 13 ha sabido hacer un punto de encuentro y una invitación permanente para la siembra. El agroarte que uno puede encontrar en su música es una relación distinta con lo femenino y también es una intensidad, un profundo desahogo con dolor y rabia. El Aka nos transporta a los momentos que no hay que olvidar, masacres, operaciones militares cuestionadas, desalojos. También nos lleva por caminos veredales, usa rostros de invisibles en sus canciones y se para en el escenario como atravesado por un río o una cascada que en vez de bajar, sube; aprieta el entrecejo, mueve