Ruido.pdf (Oct. 2014) - Page 323

el mundo religioso, lo conectaría con la música cuando en la iglesia cristiana a la que asistía se buscaba alguien que tocara el piano. Fue también en la iglesia cristiana que conocería a algunos integrantes de su primera banda de Reggae: ‘Natura’. Esta agrupación señala lo que ‘Afrosound’ llama colectivo artístico y una parte importante de su red. Con las agrupaciones ‘La galaxia’, ‘Mujeres desnudas’, ‘Fumaranda’ y ‘Natura’ tienen una forma de apoyarse y han tenido una casa de encuentro, la casa de Natura, que luego fue un garaje. Este lo pagan entre todos y ahí también han podido compartir de otras formas y con otros. El momento crucial del inicio lo recuerdan en una terraza donde empiezan a escribir la que sería la primera canción: “Sorpresa”. Este momento es definitivo, pero la agrupación se venía ya gestando en encuentros parciales, por el Reggae. Nos dicen que en la playlist de la vida se puede colar un Vallenato, por supuesto hay mucho Hip-Hop, en unos, Rock ’n’ roll, Blues, Jazz, Salsa, Porro y el Tango, y en todos, los ritmos afro, entre los que mencionan los del Pacífico colombiano. Sin embargo, aclaran, en esa lista de reproducción lo que más hay es Reggae. El encuentro con este género tiene que ver mucho con su nombre, el sonido afro. La expresión artística afro es algo que Walter ha estado explorando desde sus estudios de antropología. Ellos lo asumen como un ritmo lleno de feeling y sentimiento, muy libre, que no se amarra al raciocinio blanco u occidental. “Lo afro es menos academia y más feeling”, es “más de sentirlo”. El Reggae es una cultura que les ofrece las letras, letras para marcar su posición y que tienen la tradición de que el mundo está mal, tiene que cambiar, tiene que haber un resurgir. Hablan de inequidad social, del hambre, de los caídos; les interesa dejar un mensaje, concientizar y subvertir el orden. Hablan de algo en concreto de sus canciones como una semilla que estalla o brota en cualquier momento: “Justo cuando algui