Ruido.pdf (Oct. 2014) - Page 291

y una música melodiosa y llena de sensaciones cinematográficas gracias a relatos que resaltan y se acentúan con los sonidos. “Tratamos de contar una historia dentro de una estructura tríptica: tres versos y tres coros”, dicen. “La música de nosotros es muy cáustica y a nivel sonoro es muy densa. Es pesado pero no es Metal, es lúgubre pero no es Gótico, es dulce pero no es Pop”. “Los extremos son una característica del grupo: somos muy melódicos y al mismo tiempo muy violentos, somos muy dulces y usamos acordes del Bossa Nova, acordes del Jazz y al mismo tiempo distorsiones extremas. (…) En un momento puede haber algo muy suave y muy dulce y de repente explota (…)”. Si quisiéramos encontrar un hilo conductor entre las canciones sería la violencia, pero nos aclaran que no hacen denuncia. Se sienten completamente apolíticos. “Entonces las letras tienen momentos muy hermosos, pero en general…”. En general hay violencia, hay ruptura. En la letra como en la música, están encontrando su propio estilo, con un proceso en el que es necesario destruir, romper, no acomodarse con nada que los impresione mucho. Más que salirse, desencajarse. Tanto al entrar por el video impecable de “Último Aliento” como por unos covers de música colombiana, uno se encuentra con un grupo desbordado de energía conjugada a dos elementos que le abren un gran camino para ser populares: un ensamble ochentero y setentero con pedales, y flangers que en escena se acoplan a un montaje con profundidad conceptual El grupo tiene muy claro un estado del arte sobre la música, pero también tiene un interés por no dejarse clasificar y mantenerse como un trapecista, sin dejarse atrapar por nada existente. Por un lado entra lo japonés, un sonido que los atrae para empezar una exploración de un sonido propio. La escena Otaku está envuelta en el grupo y con este encuentran una licencia para transgredir géneros y estilos. Japón tiene la capacidad de tener una cultura fuerte y producir y crear culturalmente para sí mismo. Hacerse a unos referentes japoneses asegura salirse un poco 291