Ruido.pdf (Oct. 2014) - Page 262

de integrantes, pero Piolín siguió sacando trabajos. Siempre con la idea de “no plagiarse a sí mismo”, es decir, intentando cambiar sonidos, composiciones, en últimas, dando respuestas a las “sinfonías” que lo llevaban a escribir música. Con esta frecuencia vendrían tres demos más hasta 1996, cuando sacaría un trabajo llamado “Egipto”. Este era un disco trabajado durante cinco años en estudio por Piolín. Aunque criticado por muchos en el Metal por ser algo totalmente diferente, daba cuenta de la poesía, la filosofía y la literatura que atravesaban el estilo de ‘Reencarnación’. Para Piolín era una “sinfonía maniaco-depresiva”. 262 A finales de la primera década del 2000 las bandas llamadas de Metal Medallo estaban empezando a dar vueltas de nuevo. Festivales como Altavoz, Festival Metal Medallo y Del Putas Fest empezaban a dar un lugar de altura a estas bandas. ‘Reencarnación’ vivió esto dando grandes conciertos y trayendo tres trabajos más. Muchas bandas se reencontraban como volviendo a nacer, mientras que Reencarnación, sin cansancio aparente más de dos décadas después, seguía en pie, bien fuera desde el trabajo de estudio y producción o desde la banda montada en tarima tocando de nuevo aquella canción de 1988 que ha sido un himno del Metal Medallo: “Funeral del Norte”.