Ruido.pdf (Oct. 2014) - Page 259

hasta el acceso a mejores y más baratos instrumentos, así como las salas de ensayo y producción musical que se masificaron a finales de los noventa. Llama la atención, sin embargo, y sin querer generalizar, que en la década de los ochenta, con menos posibilidades, la voluntad de crear alcanzaba una mayor fuerza que en décadas posteriores. En concreto, esos primeros músicos que iniciaron a explorar y acometer sonidos lo hacían a diario, no era una alternativa o un hobby, sino que para muchos fue todo en algún momento de su vida. Aunque estas diferencias generacionales solo resaltan algunas características detectables globalmente, Medellín es una ciudad anacrónica cuyas dinámicas de progreso están diferenciadas por clas W2