Ruido.pdf (Oct. 2014) - Page 215

El trabajo riguroso con la producción les viene desde su primer EP en Passiflora Estudio, donde se comprometieron con un trabajo milimétrico sobre cada canción -al punto de que muchas de estas tuvieron que ser reconstruidas buscando la calidad musical para luego concentrarse en la calidad sonora. Este trabajo lo regalaron a amigos y desconocidos del circuito Rock y Punk, y lo pusieron a circular en una emisora y por internet. Ya para entonces aparecerían otras presentaciones -donde ampliarían aún más la escena entre bandas y músicos-, como su exitosa aparición en la Batalla de Bandas en Nuestro Bar. Para el segundo trabajo “Heridas” sacaron quinientas copias con tres canciones anteriores que remasterizaron y tres nuevas. La estrategia de difusión con este trabajo los llevó a repartir cien cd a la entrada de Altavoz y poner dos canciones en el muro de Facebook de cada uno de sus amigos. Este último trabajo tiene un sonido de gran calidad y canciones que pueden hablar de una decepción amorosa -como “Ya es muy tarde”- hasta “Heridas de Guerra” que habla de los sinsentidos y marcas en la memoria y la piel que puede dejar la violencia: lo que al callar se vuelve una terrible carga y los recuerdos que se vuelven ataduras. ‘Fuera de Foco’ dentro de una gran sensibilidad artística tiene una flexibilidad para hablar de lo que les pasa, volviendo siempre a una convicción recurrente de que su música se circunscriba a un inconformismo sobre las injusticias donde surge la critica a la política y la denuncia a la discriminación. En un plano conceptual explican una unión entre lo subjetivo y lo objetivo para que las cosas estén mal, apelando a una raíz de los problemas en el desamor y apostándole a la conciencia y a la solidaridad. Ya en el 2013 llegarían a grandes escenarios como el del Festival Internacional Rock Comuna 6 donde pudieron mostrar una banda de cinco integrantes que hace gala de una complejidad de guitarras y un ensamble de melodías que resulta -en varias canciones- majestuoso y a la vez desenfadado. ‘Fuera de Foco’ es una banda que ha sido capaz de seguir todos los pasos, internándose en una escena con un público cada vez más exigente, encontrando más allá de lo performativo del músico, una profesión y una forma de ser. Ya quedan muy atrás el colegio Federico Ozanam, el profesor de guitarra del vecindario que insistía en la música Guasca y las innumerables cuentas divididas para pagar transporte, ensayos y el estudio de grabación. Ahora queda una ruta trazada donde tienen ya una experiencia que les permite nombrar que la canción gobierne a ese animal compacto que es la banda. A la hora de componer y presentarse -cuando se supera la vanidad que toma forma a veces de virtuosismo y siempre de protagonismo- se logra entender lo que quiere la música de nosotros y lo que pide cada canción. La canción manda. 215