Ruido.pdf (Oct. 2014) - Page 190

voz, ensayando una técnica y un talento en la banda ‘Beatside’ que es tributo a los ‘Beatles’. Johan conoció la percusión en Bogotá -donde nació- en las chirimías del colegio y ya en Medellín fue baterista de ‘Neus’. Esteban encontró la música en la Red de Escuelas de Música, en la comuna Buenos Aires. Primero el trombón, luego el corno, después el barítono, y de ahí entra en la escena de las bandas de covers con la guitarra; luego, en un proceso autodidacta y acelerado -gracias a sus bases musicales- asume la vacante de bajista en una banda que le gustaba. Experiencias muy distintas del Rock y varios lugares -entre ellos Itagüí- que se encuentran en Medellín. ‘El Faro’ es una primera complicidad entre Carlos y David, conocidos de vecindario, que arrancan el proyecto entre sentadas a tomar café. Todavía sin baterista y bajista grabaron una canción, y queda David como el productor de ‘El Faro’ desde ese primer momento. David piensa en Johan para la batería y a Esteban lo consiguen por un aviso en Facebook. Ambos encuentros calaron muy rápido y al poco tiempo ya estaban pensando el nombre. Estaban en medio del mar, tratando de hacer más cosas con la música, y la banda se les convirtió en ese faro para darle un sentido a esa navegación artística. Hubiera sido muy aburrido tener un género, hacer lo que los otros esperan. Entonces, encerrarse un año a hacer canciones y a descartar o a dejar en remojo, quedando de todas las que querían las once que podían. El camino siguiente fue el de unos pocos toques, casi siempre en bares, y los amigos acompañándolos a grabar o a ensayar. No han tenido afán, primero grabar y lograr hacerse a un buen álbum completo. Ya en el estudio de grabación, esforzarse por evaluar la canción y someterla a una prueba, pero no transformarla a partir de arreglos que “desnaturalizan” los sonidos. En la grabación dejan algunas guitarras rasgadas o la &FW,: