Ruido.pdf (Oct. 2014) - Page 159

les encuentra cosas. La letras son un desastre, pero tocarlas es muy bueno”. Con esto vamos viendo que en esta banda hay una energía en tarima que los ha preocupado más por los toques que por grabar o sacar trabajos. Ellos quieren vivir de la música, tener una marca y unas producciones, pero lo principal es tocar en vivo. Es lo que más los mueve y es donde mejor se sienten porque allí no tienen las tensiones que sienten en un estudio, sino por el contrario la energía de un público que alienta. Además, con las tecnologías actuales, es en vivo cuando mejor se puede conocer el sonido y el acople armónico de un grupo. Con dos bandas trabajando en paralelo empezaron a perfeccionar el grupo. Ensayos dos veces a la semana. En el primero trabajan lo musical, técnico, corrigen errores de interpretación y práctica; en el segundo ensayan las canciones con las dos voces a bordo. En esta rutina de moverse por redes y tocar en ensayos llegan los primeros toques en bares como Underground y Nuestro Bar, es decir, la oportunidad de salir de la escena de Bello para pasar a una con un público potencialmente más grande como el de Medellín. Además, en este espacio que lograron abrir, empezaron a trabajar en su primer cd con las diez canciones que más han trabajado y que ya el público canta en sus toques. Con ‘El Viejo Cassette’ (y con ‘Te lo Dije’) es fácil ver ese grupo de amigos a los que la música les llega fácil y encuentran en ella un vehículo de socialización en múltiples contextos. Tener una banda para estar juntos, para enamorar a una mujer, para decirle al papá lo mucho que lo querían antes de que muriera, en fin, todo esto lo encuentran ellos en sus bandas. En últimas, más allá de si son bandas de Rock o no, vemos un grupo que tiene la música para vivir y para atravesar el mundo juntos. Foto: Karl Desing 159