Revista UNADiccion Noviembre - Page 31

ESTADOS UNIDOS CIERRA PARCIALMENTE SU GOBIERNO A las 12:01 del día martes 31 de septiembre del presente año, el gobierno de los Estados Unidos de América, considerado el más poderoso del mundo, la primera potencia mundial, cerró operaciones gubernamentales de manera parcial luego de una batalla campal entre Republicanos y Demócratas en la Cámara de Representantes en un intento de limitar la famosa reforma de salud del presidente Barack Obama (Obamacare) por parte de los Republicanos. El resultado de este conflicto logró que en la Unión Americana se cerraran oficinas gubernamentales no indispensables, como el servicio de correos, museos, atracciones turísticas y parques nacionales. De inmediato, el posicionamiento de Barack Obama: "Desafortunadamente, el Congreso no ha cumplido con su responsabilidad… no pudo aprobar un presupuesto y, como consecuencia, gran parte de nuestro gobierno ahora debe cerrar hasta que el Congreso lo financie de nuevo". El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner (Republicano) justificó la decisión de sus compañeros de partido al decir: “El pueblo americano no quiere el cierre de la Administración como tampoco quiere Obamacare” y dijo que el turno era del Senado para resolver el conflicto. Tras el cierre gubernamental, varios países hicieron pública su preocupación ante la suspensión de pagos. Entre estos países, China mostró su preocupación por el posible impago de la deuda estadounidense. La prensa nacional e internacional reaccionó con sorpresa y con interrogantes ante la falta de acuerdos del Congreso. Fue hasta el día 16 de octubre cuando los congresistas tomaron una decisión luego de varias reuniones y pláticas infructuosas y tras la aprobación del presidente para elevar el techo de la deuda y pone fin al cierre del gobierno. Obama felicitó a ambos partidos por lograr un acuerdo en beneficio de todos los norteamericanos. Sin embargo, este acto solo es un aplazamiento para resolver los problemas que Estados Unidos deberá enfrentar más pronto que tarde. La última vez que esto ocurrió, fue hace 17 años en 1995 durante la administración de Bill Clinton. Un primer cierre parcial del gobierno duró cinco días; el segundo cierre, igualmente en la administración de Clinton, se prolongó 21 días. Más allá del problema económico que podría haber causado que el cierre de gobierno dejara a millones de empleados sin poder cobrar su salario o que se suspendieran los pagos de la deuda externa, el problema de fondo es como, tanto Demócratas como Republicanos no logran los acuerdos necesarios para que el país avance y se fortalezca. Es notorio el descontento de Republicanos hacia Demócratas por el manejo que el presidente Barack Obama le ha dado al país en su segundo período de gobierno. Igualmente, luego de que las aguas se calmaran respecto al "shutdown", se analizaba la reacción de Obama en esta crisis. Varios aseguran que supo cómo manejarse y hacer frente al ala Republicana más conservadora conocida como el Tea Party. En un sondeo realizado por la cadena CBS, el 44 por ciento de los encuestados culpó al partido Republicano de bloquear en la Cámara de Representantes la aprobación de fondos para el nuevo año fiscal. En tanto, el 35 por ciento de los encuestados responsabilizó a Obama y a su partido de provocar el cierre parcial del gobierno. POR: GABRIEL RICO ALBARRÁN