Revista UNADiccion Mayo 2015 - Page 41

Una vez que hayan nacido los cachorros, hay que mantener limpia esta caja, cambiando papeles y paños cada vez que se ensucien.

Es muy, muy , muy probable que este lecho sea rechazado por la gata, y ella busque un sitio más a su gusto. Si esto es así, entonces ponga toallas limpias en el sitio que ella haya elegido, pues lo último que se debe hacer es cambiarla de lugar, a uno donde ella no quiere estar, esto podría retardar el alumbramiento, lo cual puede ser peligroso para los gatitos.

En el momento del parto, olvídese de cámaras, ya que las luces brillantes, y un equipo extraño frente a ella, puede interrumpir el proceso.

Una vez comenzado el proceso de parto, el dueño debe mantenerse al margen sólo observando y ejerciendo un discreto control, hablando bajo, y darle suficiente espacio.

Por lo general el parto dura entre dos y cuatro horas, aunque puede prolongarse hasta ocho, sin salirse de los límites de la normalidad. Pero no debe sobrepasarse este tiempo.

Entre cada nacimiento pueden transcurrir de quince a veinte minutos, aunque pueden estar mas distanciados, no debiendo superar este intervalo las tres horas .A medida que van naciendo, la madre les lava con al, e ingiere la placenta, que contiene sustancias hormonales que facilitan la secreción de leche.

¿Cuándo llamar al veterinario?

No hay que alarmarse si la gata después del parto presenta un flujo de color mas o menos rojizo e inodoro. Pero si el color del flujo es de color amarillo-verdoso y huele mal, se impone la intervención inmediata del veterinario, ya que se trata de una situación peligrosamente anormal.

Cuando el parto se prolonga por mas de ocho horas, o cuando entre el nacimiento de un cachorro y otro pasan mas de tres horas, es necesaria la intervención del veterinario, también en el caso que no se expulsen todas las placentas, pues esto puede producir una grave infección, peligrosa tanto para la madre como para los cachorros.

Los cachorros deben tener un lecho limpio y seco y cálido, . Es muy importante que los gatitos mamen de la primera leche materna, ya que su composición es distinta a la que segrega posteriormente, esta primera leche, llamada calostro, es rica en proteínas, vitaminas y grasa, ligeramente laxante, y sobre todo contiene sustancias proteicas, las globulinas, que protegen a los recién nacidos de numerosas enfermedades.

La gata soporta

bien dos partos

al año, no debe

dejarse que tenga más.

Mejor aún, es limitarlo

a una sola gestación anual, para conservar mejor a la madre. Lo ideal es que

los gatitos recién

nacidos permanezcan

al lado de su madre,

por lo menos, hasta

los dos meses de

edad, ya que hasta las

tres semanas o así

tendría que mamar.

Si esto no es así, el gatito deberá estar siempre en un lugar cálido, como si estuviera cerca de su madre.

Debe ser alimentado cada 3 o 4 horas como mucho. Según vaya creciendo se irán retrasando las tomas.

Lo ideal es que en estos momentos se alimenten con

leche especial para

cachorros de gato.

41