Revista UNADiccion Mayo 2015 - Page 40

EL ALUMBRAMIENTO DE LA GATA

Recordemos que como mencionábamos anteriormente Una vez fecundada, la gata puede seguir en celo unos días más, y si es montada por mas de un macho, la camada puede resultar de padres distintos, inclusive cada cachorro de una misma camada, puede ser de padres distintos.

La duración media de la gestación, oscila entre 60 y 63 días. A los veinte días de fecundada, más o menos, los pezones de la gata se endurecen y adquieren un tinte sonrosado. Por lo general la gata preñada no varía mucho sus costumbres, salvo un aumento en la propensión a la indolencia. Es conveniente aunque esté acostumbrada a vivir fuera, llevarla dentro, de este modo no tendrá sus gatitos fuera, donde pueden correr peligros.

Hola lectores, pues bien en el artículo de la revista del mes anterior explicábamos todo lo relacionado con el celo de los gatos y gatas.

Ahora conoceremos ¿Qué hacer cuando nuestra gata ya va a ser mamá?

¿Cómo sé que los gatitos están por nacer?

Tu gatita empezará a perder el apetito poco a poco. Se pasará el día tumbada en un rinconcito, que normalmente suelen ser zonas con un poco más de oscuridad y donde no haya muchos ruidos y está aislado. También notarás que se lame continuamente la vulva en señal de que nota que va llegando el momento. No se las demás, pero mi pequeña gata se comporta más cariñosa exigiendo mimos y que le sobe detrás de las orejas, otras gatas pueden ponerse agresivas o muy sumisas dependiendo del carácter de cada una, pueden volverse muy seguidoras, estarán detrás de ti todo el tiempo esperando recibir afecto.

¡YA NACIERON!

Normalmente las gatas paren con facilidad, y no necesitan ninguna asistencia.

Con una o dos semanas de anticipación al parto, es recomendable preparar el lecho que utilizará la gata en el parto, puede ser una caja de cartón, o cesta de mimbre, que tenga los bordes bajos para que la gata tenga fácil acceso, pero suficientemente alto que se impida que se salgan los cachorros.

Es conveniente dejar abierto arriba para que se le pueda echar un ojo. Este recipiente debe ser ubicado en sitio tranquilo, con poca luz; su fondo cubrirlo con papel periódico, o un paño suave que no tenga hilos de fácil enganche, tampoco debe utilizarse plástico; esto ayudará a

los gatitos a mantenerse más calientes y absorber la humedad, y ayudarlos a mantenerse secos.

Por: Aosora

40