Revista UNADicción Abril - Page 8

Te esperé con ansias,

sentado en el sillón,

esperando a que entraras,

por la puerta de mi casa,

así lo imaginaba.

Que llegaras y entraras,

que caminaras por este breve espacio,

que me abrazaras y besaras,

y en mi pecho te acomodaras

y escucharas el latido de mi corazón.

Y en esta espera,

Donde mis ansias se gastaban

Vestí de amor mi cama

para que durmieras, y descansaras,

tu cabeza en mis piernas,

lugar mágico donde yo escuchara

el susurro de tu respiración.

e así te imaginaba,

Entrando por la puerta de mi casa

sonriendo, llena de emoción al igual que yo,

pero todo fue en vano, todo fue en vano,

porque todo fue un juego cruel de mi imaginación.

JUEGO CRUEL DE MI IMAGINACION

8