Revista UNADicción Abril - Page 20

La película muestra la llegada de la famila Jones a unos departamentos conocidos como Pink Palace Apartments en una ciudad que no se nombra. A partir de este momento Coraline comienza a explorar y conocer a los peculiares vecinos que la rodean. Sumado la falta de atención de sus padres, la protagonista descubre una puerta que la guía a un mundo paralelo en donde tiene padres atentos y todo es de colores agradables.

La estética de la película es sumamente obscura en el mundo real, los personajes tienen una estética muy extraña pero fieles a las ilustraciones de la novela hechas por el artista de culto Dave Mckean (un gran colaborador de Gaiman), las cuales logran incomodar al espectador.

Pero y a todo esto ¿por qué es una película que podríamos considerar no infantil? La razón simple sería: se basa en una novela de Neil Gaiman. Pero viendo más a detalle y advirtiendo de potenciales spoilers: La cinta muestra a la antagonista principal, conocida como La Otra Madre, con botones en las cuencas donde deberían estar los ojos. Ella busca ,a lo largo de la película, sacarle los ojos a Coraline y coserle un par de botones.

Dentro de la trama es posible ver la muerte de uno de los protagonistas ,el cual es un niño, dejando su cadáver literalmente como una bandera. Para agregar un poco más: la protagonista es una niña de 12 años. Esto hace bastante angustiante la cinta ¿Cómo es posible que una niña de tan corta edad tenga que enfrentar a una entidad maligna en un mundo paralelo?

Uno de los momentos más angustiantes dentro de la trama es cuando Coraline tiene que buscar las almas de algunos niños encerrados por la otra madre; se muestra el ingenio de la protagonista, pero a la vez su temor al estar en un mundo completamente desconocido con la única compañía de un gato que habla.

La película tiene una excelente animación en stop motion, la atmósfera dicotómica es perfecta; la banda sonora logra transmitir cada emoción, angustia o tristeza en cada momento clave de la película que logra gustar al espectador dejándolo con la duda ¿qué es lo que acabo de ver?

20