Revista Travesías didácticas Nº 28 - Page 38

Primeras maestras: primeras experiencias... Investigación INFOD que éste es el más representativo a la hora de dar cuenta de estas maestras jardineras, pioneras en iniciar el camino de la identidad y la autonomía del Nivel Inicial. Biografía Laboral Las primeras experiencias laborales en los jardines de infantes de estas docentes estuvieron signadas por el fuerte deseo de ejercer la profesión docente en el nivel inicial. Deseo, vocación y profesión parecen confluir en una decisiva inclusión en los jardines de infantes y en las aulas con los más pequeños. Desde la perspectiva de Froncois Dubet (2006), la enseñanza está anclada en un oficio, en la medida en que, a los individuos que la realizan, se los forma y se les paga para actuar “sobre las almas de otros”. Quien enseña tendría como meta fundamental transformar a los otros. No es la única actividad, pero es una de las actividades destinadas a la producción de personas (…) El accionar sobre las personas añade al oficio un componente vocacional. Esta dimensión se manifiesta claramente en una actividad como la docencia que requiere “pruebas existenciales (al decir de Dubet) o desafíos (podríamos decir nosotros), que superan formas de pago y preparación. Una idea importante que se desprende de esta concepción es la imposibilidad de mensurar la actividad y de traducirla en salarios o en programas de preparación de manera simple o automática. “El tema de la vocación significa que el profesional del trabajo sobre los otros no es un trabajador o un actor como los demás. No afinca su legitimidad solamente en una técnica o savoir-faire, sino también en principios más o menos universales” (Dubet. Óp.cit:41). Son precisamente estos principios y valores los que parecen añadirle a la actividad un componente de realización individual. Aún rutinizadas, poco conscientes, estas prácticas se hallan potencialmente plenas de sentido y de recursos de justificación, en tanto están amparadas en un orden que trasciende la materia y lo material. (Alliaud, A. y Antelo, E. 2011 – pág. 82) La mayoría de las entrevistadas desarrolló una vívida y extensa carrera docente, incluso dos de ellas ocuparon altos cargos de gestión, en el nivel central del Ministerio de Educación de la provincia de Santa Fe. … (…) el trabajo con personas mantiene un rasgo vincular, relacional. Los maestros, sobre todo los de los niños pequeños, acentúan el componente afectivo de su actividad. Esta característica, vinculada con la vocación parece ser la más rica, en tanto compromete la subjetividad, y también la más secreta, la menos conocida… Todo oficio encierra misterio y autoría propia en el proceso por el cual algo que era de determinada manera se transforma en otra cosa. Como recuerda Antonio Santoni Rugiu, en su trabajo sobre el maestro artesano, menester y misterio han mantenido, más allá de la sinonimia, diversas y fructíferas relaciones: “La hipótesis más plausible para explicar esta tendencia a la intercambiabilidad es que los términos, si bien muestran etimologías y matices de significado específico, se confundieron cuando se referían a una misma realidad, el arte, que presentaba estrechamente entrelazados los requisitos de una actividad rígidamente organizada (menester) y un hacer secreto (misterio) (1996:85). 36