Revista Travesías didácticas Nº 28 - Page 16

La gestión institucional en tiempos… María Cerneira El nuevo paradigma: en la trama de las políticas del siglo XX, la infancia adquiere status de “sujeto de derecho”; el Nivel Inicial es reconocido como Unidad Pedagógica por un modelo de Estado que asume a la educación como “bien público y derecho personal” y se propone entre sus fines y objetivos “garantizar la inclusión educativa” a través de estrategias pedagógicas , políticas universales,…asegurar condiciones de igualdad respetando las diferencias…sin admitir ningún tipo de discriminación…aspirando a garantizar en el ámbito educativo el respeto por los derechos establecidos en la Ley 26.061). (inc. e, f, g). Lo mencionado produce fuertes implicancias en el campo pedagógico y surge la necesidad de “poner en diálogo” prácticas, concepciones, saberes para relativizarlos. ENTRE LA NECESIDAD DEL DEBATE Y LA NO SALIDA ANTE EL DILEMA En esta “coyuntura” operan debates entre tradiciones y herencias: la suma de variables que constituyen nuestro ser, hacer y saber como escuela y como educadorxs. La identidad del Nivel Inicial ha sido definida y redefinida desde dimensiones sociales, filosóficas, pedagógico-políticas. Como instituciones destinadas a la infancia nuestro nivel respondió a concepciones culturales más allá de las cuales mantuvo desde su inicio cuatro principios: socialización, alfabetización, juego, vínculo familia-escuela. Se ha enfrentado a discusiones provenientes de la arena ideológica que criticó su excesiva infantilización, escaso sustento teórico y el carácter pre-escolar vacío de contenido propio. Desde la promulgación de la Ley Nacional de Educación posee un reconocimiento sin precedentes que vino a saldar antiguas deudas: somos una Unidad Pedagógica y existe obligatoriedad para las secciones de 4 y 5 años. No obstante, el largo camino recorrido nos enfrenta también a concepciones opuestas, planteadas en forma dilemática. Nos preguntamos 2 : ¿En el jardín se juega… o se aprende? ¿el nivel inicial conserva la impronta selectiva o asegura la inclusión educativa? ¿existen relaciones entre desigualdades sociales y desigualdades educativas? ¿enseñamos o asistimos? ¿nos aferramos a los viejos sentidos de enseñar o estamos dispuestos a encontrar “nuevos”? ¿contamos con saberes suficientes o admitimos tener un saber incompleto? “El origen del conocimiento está en la pregunta, o en el mismo acto de preguntar; me atrevería a decir que el primer lenguaje fue una pregunta, la primera palabra fue tal vez pregunta y respuesta”, Paulo Freire. 2 14