Revista Travesías didácticas Nº 27 Travesias-ABRIL2018 - Page 41

¿Qué es la filosofía? ¿Por qué filosofía? ¿Para qué filosofía para niños? Estamos de acuerdo con Lipman en que la filosofía es una dimensión irremplazable de la educación, tanto como la educación es una parte irremplazable de la filosofía. Usando palabras de Kant, sin su proyección educativa, la filosofía se vuelve vacía; sin su dimensión filosófica, la educación se vuelve ciega… …la filosofía tiene un compromiso con la transformación social, en la medida en que tiende a poner en cuestión, elucidar y entender las injusticias de la sociedad actual, así como a pensar las condiciones de posibilidades de su superación… … tal vez la práctica de la filosofía permita abrir el espacio de los propósitos y sentidos educativos a la voz de los propios niños. Quién sabe, los niños tengan algo para decir sobre el sentido de practicar filosofía…” (Vera Waksman. Walter Kohan. Pag 33. 2015). No puede pensarse en un resultado del filosofar, como tampoco puede hacerse filosofía desde un programa, aunque sí se puede y debe planificar procedimientos que permitan crear espacios filosóficos en la que se libere el pensamiento del niño, planificar desde los conocimientos previos, desde la comprensión de un contexto inmediato a la población escolar, desde la detección de un problema ambiental, de organización, de inseguridad, de creencias, de formas y estilos de vida, como se mencionaba anteriormente, desde el arte, la historia, la ciencia, etc. Tomando el concepto de filosofía no académica, entiendo la relevancia de esta y su importancia, como Gustavo Santiago explica en su libro citado anteriormente, lo nuestro es un intento “socrático”, desde el sentido de filosofar fuera de una academia destinada a este ejercicio, volcando humildemente hipótesis, frente a un problema, para analizarlas, debatirlas, defenderlas, como así también, para conocernos y conocer al otro, encontrando ideas nacidas de un colectivo. En segundo lugar, es importante describir un poco cual es nuestro trabajo y en qué contexto se está llevando a cabo, comprendiendo que la manera de progresar es a través de la crítica abierta a recibir todas las observaciones necesarias para crecer y mejorar la calidad de nuestra enseñanza. “…Consideremos desacertado afirmar que todos los niños son filósofos. En cambio, vamos a afirmar decididamente que todos los niños pueden ser filósofos y que es importante que lleguen a serlo…” (Gustavo Santiago. Pag. 32. 2.006). Nuestra escuela es de modalidad albergue, primaria, N° 8-660 Guillermo Onel Álvarez ubicada en El Campamento, La Paz, Mendoza. A 60 kilómetros campo adentro de la villa más cercana y a 200 kilómetros al este de la capital de la provincia de Mendoza. Los niños viven en la escuela de lunes a viernes junto a los maestros. La población escolar es de entre 20 a 28 alumnos dependiendo del ingreso y egreso por año de estos. A partir de este año 2018 se incorpora sala de 4 años. La escuela está organizada de la siguiente manera, consta con dos maestros curriculares, uno para sala de 4, y 5 años, 1°, 2°, 3° y 4° grado múltiple y otro para 5°, 6° y 7° grado. Maestros preceptores y maestros nocheros, que desempeñan sus tareas 39