Revista Travesías didácticas Nº 27 Travesias-ABRIL2018 - Page 37

2. Pero también se observan cambios en los alumnos que participan de mediaciones Participar del proceso les permite: experimentar una manera respetuosa de hablar y ser escuchado, de expresar necesidades y sentimientos. Incrementando la capacidad para reconocer al otro. Pudieron encontrar un espacio donde el pensamiento crítico y la toma de decisiones son necesarios y valorados. Aceptaron la responsabilidad de sus acciones y recurrieron a la creatividad para pensar nuevas maneras de convivencia. En una escuela primaria un alumno asistía como parte a mediación en forma recurrente. Los alumnos mediadores lo habían apodado el VIP. En una mediación se trabajó el tema de la amistad y los mediadores realizaron preguntas reflexivas, pudieron expresar qué era la amistad y cómo les gustaba que lo traten los amigos. A partir de allí su modo de relacionarse cambió y mejoró la convivencia. No asistió más a mediaciones por ese año. 3. Alumnos que reciben capacitación en resolución de conflictos Por otro lado, relevamos constantemente la opinión de los docentes que refieren que, a partir de la introducción de los contenidos de resolución de conflictos, se genera en el aula un mejoramiento del clima, una mejor convivencia. Esto a su vez produce una disposición favorable para la tarea del aprendizaje. Se prioriza el diálogo por lo tanto disminuyen las situaciones de violencia o agresión. Un ejemplo es una escuela primaria donde las docentes de 5º grado habían trabajado con sus alumnos en resolución de conflictos. Históricamente existían discusiones entre los dos grupos de 5º porque tenían que compartir un patio. Ese año cuando terminaron el curso de resolución de conflictos los alumnos se acercaron a sus maestras y les pidieron reunirse todos para acordar un plan para usar el patio. La reunión se realizó con la facilitación de las docentes y el acuerdo al que llegaron lo cumplieron. 4. A nivel Institucional: En relación con los adultos, los cambios son más difíciles, si bien no con la misma frecuencia que con los alumnos, también los docentes capacitados refieren cambios personales. Muchos docentes cuentan que cuando se presentan situaciones en las que se sienten maltratados verbalmente por sus alumnos, pueden actuar distinto. Se toman unos minutos, le proponen al alumno que también se los tome luego conversan y generan un espacio de mayor colaboración. Por ejemplo: en una institución donde los docentes se habían capacitado en un curso intensivo y todos ellos de una y otra manera estaban trasladando su capacitación al aula. O sea, se trabajaba como proyecto institucional. En una EMI los docentes comentaron que el clima escolar se observaba más tranquilo y el equipo de conducción expresó que tenían la impresión que habían realizados menos llamados al SAME que el año anterior. Se realizó un relevamiento de actas del mismo período de los dos años y se observó una disminución del 20%. 35