Revista Travesías didácticas Nº 26 - Page 9

de los contenidos y que compatibilizar las competencias con la evaluación no resulta fácil. Mientras que las competencias son enunciados generales, la evaluación se refiere a la adquisición de conocimientos y capacidades concretas. Un currículum basado en competencias requiere: “elegir los contenidos más adecuados para trabajarlas y desarrollarlas, definir la secuencia y el grado propio de los distintos niveles y cursos, establecer indicadores más precisos de evaluación y acertar en las tareas que finalmente se le pide al alumno que realice. La dificultad de no perder el hilo de las competencias o capacidades en este complejo recorrido es sin duda muy grande (…) Tal vez el riesgo principal del concepto de competencia resida en que la novedad del constructo, asumido en ocasiones con excesivo entusiasmo por gobiernos y agencias y organismos internacionales, haya hecho pensar que permitía resolver de un plumazo, o al menos soslayar sin grandes prejuicios ni pérdidas, una serie de cuestiones y temas curriculares de gran complejidad. Lo cierto, sin embargo, es que estas cuestiones, especialmente las relacionadas con las decisiones sobre los aprendizajes básicos en la educación