Revista Travesías didácticas Nº 26 - Page 43

"Es tarea del docente ofrecer propuestas variadas, crear escenarios y espacios lúdicos, cotidianos y fantásticos, variar los materiales disponibles y generar un buen clima de juego pero a la vez, mantener ciertas regularidades que permitan el enriquecimiento del mismo” Patricia Sarlé (Enseñar el juego y jugar la enseñanza-Buenos Aires: Paidós, 2006). Introducción Los escenarios lúdicos son territorios de encuentro, de vínculos que los docentes proponen, co-construyen con los niños, atravesados, por el juego como herramienta pedagógica. Es en estos espacios donde el grupo de niños aportan sus experiencias vividas, otras de su imaginario y otras desde la propuesta habilitadora del docente que “colaboran” a motorizar la imaginación, adentrarse en el juego de una manera singular, explorar e indagar el mundo que nos rodea. Cada niño va construyendo estos lugares a su propio tiempo y ritmo. Permitiendo el uso y dominio del propio cuerpo en relación con un espacio singular intervenido, en un tiempo y objetos determinados. En esta co-construcción el docente tendrá herramientas para realizar un diagnóstico, evaluar, reconocer fortalezas y debilidades de cada niño en diferentes áreas del conocimiento. A qué nos referimos cuando hablamos de escenarios lúdicos De manera muy general y haciendo una síntesis de las definiciones en el ámbito educativo, cuando se hace referencia a los escenarios lúdicos, consideramos espacios de socialización, pensado para niños/as de todas las edades, donde se habilitan propuestas para que los grupos puedan desarrollar su imaginación a través del juego con diferentes materiales y objetos , su propio cuerpo, su voz etc., intentando desarrollar situaciones que están en la vivencia “real”, cotidiana, como en la ficcional del niño , teniendo un carácter anticipatorio y preparativo para su etapa posterior, Se trata de accionar con objetos, estableciendo relaciones, realizando movimientos, pudiendo trasladarse, apilar, confrontar, explorar, investigar, asimilar semejanzas y diferencias etc. Consiste en resignificar los espacios desde el juego. Podríamos decir que los estímulos provocados por el juego generan reacciones en las cuales los niños construyen una personalidad, una conciencia de si, en un todo organizado, que da la idea de un otro con el cual tienen que definir roles que cada uno asume. Por tanto, estos escenarios son espacios geográficos donde los niños asumen sus roles. Rincones / escenarios lúdicos Sin hacer paralelismo, ni tampoco buscar diferencias o abrir juicios de valor sino a manera de pregunta, para ir buscando definiciones que nos faciliten el trabajo áulico desde distintas modalidades de abordaje de la enseñanza y los aprendizajes, podríamos decir que los rincones en el nivel inicial, conocidos también como sectores, son espacios delimitados que están implementados con diversos materiales relacionados con el “área” correspondiente a cada “rincón”. En ellos los niños se organizan en pequeños grupos para realizar diferentes actividades en forma simultánea, estas actividades son espontáneas y netamente lúdicas. A 41